miércoles, 20 noviembre 2019
Inicio La Pampa Domínguez: "Un show payasesco"

Domínguez: «Un show payasesco»

NO PROSPERO LA SANCION AL PRESIDENTE DEL CONCEJO DE GENERAL ACHA TRAS LA ACUSACION POR VIOLENCIA Y MALTRATO

El presidente del Concejo Deliberante, José Luis Domínguez, debió dar explicaciones a sus pares sobre las acusaciones que recibió respecto al supuesto maltrato y violencia de género que habría ejercido sobre su compañera de bloque Adriana Domínguez (Unión Vecinalista Achense).
El tema fue abordado durante la sesión especial desarrollada ayer por la mañana, exclusivamente programada para tratar esa cuestión. En un principio se estimó que los ediles podrían solicitar la aplicación de una sanción al responsable del cuerpo, pero finalmente nada de eso prosperó. Los concejales de la oposición, a excepción de los dos miembros del bloque del PJ, sumado al oficialista Lucas Kissler, se negaron a una sanción contra Domínguez porque consideraron que no había pruebas.
José Domínguez, a modo de defensa, aseguró que el hecho no ocurrió como se dijo, no hubo testigos, y que tampoco existe una denuncia penal que otorgue entidad a lo sucedido. «Fue un circo mediático», dijo.
En contacto con LA ARENA el presidente del CD minimizó lo sucedido ya que negó haber maltratado a su par Adriana Domínguez, mucho menos que haya cometido alguna conducta que pueda ser encuadrada en violencia de género.
No obstante ello, puso énfasis en que si realmente hubiese sido así, ya se habría hecho la denuncia penal. «Como nada de eso ocurrió, porque de hacerlo podrían incurrir en una falsa denuncia o falso testimonio, directamente fueron a los medios para que tomara una trascendencia que no merece», opinó.
Atribuyó el problema a las diferencias que hubo cuando se trató la posible interpelación a la intendenta María Julia Arrarás, porque no cumplía con la ordenanza oportunamente aprobada por el CD, que justamente autorizaba al ejecutivo a que habilitara el traslado del supermercado chino a su nuevo edificio de calle Campos.
En primer término se había acordado avanzar con la interpelación de la jefa comunal, pero después se echaron para atrás aduciendo que no había tiempo. «Ante esto los traté de miedosos, y desde ese entonces hubo un par de ediles que se lo tomaron de manera personal», manifestó José Domínguez.