Donan terreno para estación de servicios

ARATA: FAMILIA LE CEDIO AL MUNICIPIO MEDIA HECTAREA EN EL CRUCE DE LA RUTA 4 Y ACCESO

En el pueblo hace unas semanas cerró la única estación de servicios. Los vecinos Carlos Arrigone y Mirta Ramonda donaron una parcela a la comuna aratense para que se avance en el proyecto de instalación de una expendedora de la empresa petrolera estatal Pampetrol.
Una familia donó media hectárea en el cruce de la ruta provincial 4 y acceso a la localidad de Arata, para que la comuna pueda avanzar con el proyecto de instalación de una estación de servicio de la petrolera estatal pampeana Pampetrol Sapem.
“Nos donarán un terreno extraordinario sobre la ruta 4 y acceso al pueblo, y si bien todavía no tenemos la escritura a nombre del municipio, ya les trasmití el ofrecimiento a los concejales”, confirmó ayer a este diario el intendente Henso Jorge Sosa.
El matrimonio de Carlos Arrigone y Mirta Ramonda donó la importante parcela a la comuna aratense, después que trascendiera en LA ARENA que el jefe municipal pretendía adquirir un terreno sobre la ruta 4 para instalar una expendedora de Pampetrol.
La única estación de servicios que existía en el pueblo cerró -semanas atrás-, y hoy los pobladores no tienen abastecimiento de naftas, y sí de gasoil porque funciona un agroservice privado.”Este es un terreno extraordinario de media hectárea. Nos ya fuimos a hablar con las autoridades de Pampetrol Sapem, y también concurrimos a Camuzzi Gas Pampeana para saber si podíamos instalar la estación de servicios, y nos indicaron a la cantidad de metros (de la estación reguladora) donde tendríamos que poner los tanques”, explicó.
El entrevistado consideró que la falta de una estación de servicios es “una situación que tenemos que solucionar a la brevedad”, pero reconoció que existen limitantes económicas para “encarar” un proyecto de esta envergadura. La donación del terreno ya fue “un espaldarazo muy significativo”, admitió.
“La situación es que hoy no tenemos combustible para los vehículos y esto genera enormes trastornos para los pobladores, porque gas oil tenemos porque hay un agroservice, pero no tenemos nafta”, planteó.
“Tenemos que alcanzar un entendimiento con Pampetrol Sapem porque este es un proyecto muy costoso que nos llevará tiempo y sería muy beneficioso para el municipio y el pueblo. Ahora, primero tenemos que tener el terreno escriturado, después recién comenzar los trámites ante el Ministerio de Energía y Minería y después recién empezar con las obras que demandan fuertes inversiones económicas”, detalló Sosa.

Está cerrada.
La única estación en Arata era de “bandera blanca” y cerró hace un mes. “Para los vehículos nafteros compramos en los pueblos vecinos, y el gasoil se lo compramos al agroservice local.
Hoy tenemos que andar cargando bidones cuando viajamos a los pueblos vecinos para tener para las motos y hasta resulta peligroso circular con bidones de nafta en los vehículos”, reconoció -días atrás- el intendente.
La situación se habría producido porque los propietarios del edificio de la estación de servicios no habrían acordado la continuidad del convenio con los regenteadores. Aunque la puesta en funcionamiento nuevamente estaría condicionada porque no reuniría las condiciones que exigen los organismos dependientes del Ministerio de Energía y Minería de Nación.
Esto provocó que la comuna tenga que buscar un espacio físico, que ahora donó el matrimonio Arrigone-Ramonda. “La política de Pampetrol Sapem es instalarse en localidades donde no hay venta de combustibles, y contar con un terreno sobre la ruta 4 hace más redituable el negocio por absorbería clientes del pueblo y que transitan por la ruta”, destacó Sosa.