Dorila: crean una huerta tecnológica

ALUMNOS DEL COLEGIO SECUNDARIO PRODUCEN PLANTAS AROMATICAS Y GRAN VARIEDAD DE HORTALIZAS

Los alumnos de cuarto año del colegio secundario Dorila, a través del trabajo en el aula que realizaron desde distintas materias, crearon una huerta tecnológica sustentable, en la que producen hortalizas y plantas aromáticas. Durante la primera etapa, llevaron a cabo una intensa tarea de recuperación del suelo, y la producción propia la reparten entre los alumnos y los demás miembros de la comunidad educativa.
El colegio de Dorila dispone de una matrícula de 93 alumnos, entre los que se cuentan los adolescentes de la localidad, como así también aquellos que concurren desde Agustoni y desde las zonas rurales.
A principios de este año, el proyecto de la “huerta tecnológica” se gestó en el espacio curricular de Ciencias de la Tierra, a cargo del docente Martín Garabello. Sin embargo la propuesta requirió de un abordaje interdisciplinario, por lo cual luego se sumó el trabajo desde la materia Tecnología de la Información, a cargo de la profesora Sonia Ponteprimo; y desde Lengua y Literatura. Desde esta materia que dicta Martín Sondón se trabajó la redacción, comunicación y socialización del proyecto.
“Los chicos de cuarto año hicieron un trabajo interdisciplinario desde varios espacios. Esto arrancó a principios de año para poner en funcionamiento el invernadero que nos prestó la comuna para un proyecto de plantines. Entonces para que no estuviera sin uso, se empezó desde la materia Ciencias de la Tierra a trabajar en conjunto con la ingeniera agrónoma Mónica Viroletti, quien los asesora y ayuda en el mantenimiento del invernadero”, manifestó Nora Fernández, directora del establecimiento educativo.

Desarrollo tecnológico.
La docente explicó que surgió la propuesta de “llevar la tecnología a la huerta”, y que para ello se diagramó un blog y con los nombres de los productos de la huerta.
“Los chicos armaron un aplicación con código QR para acceder a ese blog, que se actualiza semana a semana, y que tiene recetas y artículos con los beneficios de cada producto de la huerta”, contó.
El emprendimiento que llevan adelante los adolescentes del Colegio de Dorila, cuenta con una producción variada de aromáticas y hortalizas de estación como espinaca, apio, repollo, perejil, arvejas, habas, acelga, rabanitos, además de tomates, lechuga y un lote de frutillas.
Sin embargo, la tarea de poner en marcha la huerta no fue en absoluto sencilla, dado que “gran parte de este ciclo lectivo les llevó mejorar el suelo, que estaba en malas condiciones”. Después comenzaron a verse los primeros productos, los cuales fueron repartidos entre los alumnos y el resto de los miembros de la comunidad educativa.
El proyecto, según le contó a LA ARENA, la directiva del colegio, se propone como “sostenible y sustentable”, por lo cual se lleva adelante con los escasos recursos que se disponen y con los materiales que pueden reciclar los alumnos y docentes.
“No estamos ajenos a la situación económica que se está dando y lo único que tenemos es el aporte de las municipalidades (Dorila y Agustoni) para el recurso humano, lo otro lo tenemos que hacer con fondos propios y como no tenemos, los chicos recuperan todo lo que tengan en los hogares. En cuanto a las semillas, las proveyó el INTA. Es una huerta sostenible y sustentable, además de ser una huerta tecnológica, porque la idea que tenemos en el colegio, es usar las nuevas tecnologías lo más que se pueda”, finalizó.