Dos años de prisión condicional

UN HOMBRE AMENAZO CON UN ARMA AL DUEÑO DE UN BAR

El juez de control piquense, Diego Ambrogetti, condenó a dos años de prisión de ejecución condicional a un hombre de 29 años que amenazó con un arma de fuego al propietario de un bar en el que se había olvidado el teléfono celular. El magistrado lo consideró autor de los delitos de amenazas agravadas por el uso de arma; amenazas simples y daño simple, en concurso ideal; y desobediencia judicial y amenazas simples en concurso real. También le fijó reglas de conducta por dos años.
La sentencia fue dictada en el marco de un acuerdo de juicio abreviado, convenido por el fiscal Guillermo Komarofky y por el defensor oficial Alejandro Caram.
Durante la madrugada del 28 de septiembre de 2017, el imputado se presentó en un bar de una localidad vecina y le pidió al dueño que le abriera, tras aducir que tenía que buscar el celular que se había olvidado. Ante la negativa del dueño, le apuntó con un revólver.
Además, el 15 de junio de 2016, el imputado se presentó en el domicilio que compartía junto a su esposa, y tras una discusión, le rompió los vidrios de dos puertas y la moto de un hermano de la damnificada. Mientras, la insultaba y la amenazaba de muerte.
El juez también acreditó que en agosto de 2017, el imputado se apersonó en el domicilio donde residía su ex pareja y le profirió amenazas de muerte, a través de las redes sociales. Con estas conductas, desobedeció una restricción de comunicación y de acercamiento que se le había impuesto.