Inicio La Pampa Dos clandestinas y unos 50 notificados

Dos clandestinas y unos 50 notificados

LA POLICIA INTERVINO EN REUNIONES ILEGALES EN SANTA ROSA

La Policía de La Pampa desarticuló dos reuniones clandestinas que se realizaban durante la madrugada de ayer en dos viviendas particulares de Santa Rosa. En una de ellas, al norte de la ciudad, se notificaron a 33 jóvenes de los cuales varios eran menores de edad.
La información fue confirmada a LA ARENA por fuentes de las Seccionales Primera y Segunda, que intervinieron en los episodios tras llamados al 101 que alertaban sobre música alta y presencia de personas en una vivienda en clara violación a las restricciones.
La primera intervención fue a las 3:20 de la madrugada del domingo cuando una patrulla de la Seccional Primera fue alertada sobre una reunión en la calle Garay Vivas al 2.000. Al llegar al lugar, los efectivos policiales pudieron constatar la presencia de personas reunidas en una vivienda particular a partir de la música y el bullicio que se escuchaba.
Inmediatamente, los efectivos intentaron entrevistarse con la propietaria de la casa y lo lograron tras algunos segundos de espera. Al hablar con la mujer, sostuvo que el motivo de la reunión era darle la bienvenida a su hermana, recién llegada a la ciudad.
En ese momento los efectivos recordaron que por decreto provincial están prohibidas las reuniones sociales en casas particulares por lo que procedieron a notificarla. Pero la sorpresa llegó cuando del interior de la vivienda comenzaron a salir más personas que también debieron ser infraccionadas por violación a los artículos 205 y 239 del Código Procesal Penal. En total, la policía labró 23 actas y secuestró bebidas y elementos de interés para la causa.

Menores.
Unos minutos más tarde, en el noroeste de la ciudad, efectivos de la Seccional Segunda de la Policía debieron intervenir en otra reunión. Vecinos habían denunciado al 101 una reunión que se realizaba en el Pasaje Amaya entre Niñas de Ayohuma y Posta de Yatasto.
Al llegar al lugar los efectivos también pudieron constatar que se escuchaba música con un volumen elevado y voces de personas. En ese momento, el personal policial comenzó su intervención con una entrevista al propietario de la vivienda y organizador del encuentro.
Tras varios minutos de insistencia, a las 3.54 de la madrugada pudieron desarticular la reunión: en la vivienda había 23 personas mayores de edad junto con otras 10 menores de 18 años. En su intervención, la Policía labró 23 infracciones, entre ellas al organizador, de 21 años, y debió convocar a la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia para que intervenga en la situación de los menores. El propietario de la casa estuvo demorado algunos minutos pero fue notificado en libertad.