Dos de los docentes que sacaron certificado médico y se fueron de viaje fueron condenados

Hoy se condenó a dos de los docentes por ser autores de los delitos de uso de certificado médico falso y fraude en perjuicio de la administración pública, en concurso real, ya que utilizaron esas constancias –otorgadas como licencias para la atención de familiares enfermos– para viajar al exterior. La pena es a dos años y un mes de prisión en suspenso. Además el magistrado, en el marco de este juicio abreviado, condenó al médico por haber extendido un certificado falso. El juez de control santarroseño fue Néstor Daniel Ralli.

La denuncia había sido promovida oportunamente por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas y, en el ámbito penal, quedó a cargo del fiscal general Guillermo Sancho. Este avanzó con la investigación sobre los docentes y los médicos por el uso de los certificados por enfermedad y asistencia a familiares para ocultar viajes al extranjero.

Según informó el STJ, tanto a los docentes como al médico se le fijaron, como reglas de conducta por dos años, las obligaciones de fijar domicilio y someterse al cuidado de la Unidad de abordaje, supervisión y orientación para personas en conflicto con la ley penal; bajo apercibimiento de revocarse la condicionalidad de la pena.

Además se acordó que el tribunal ponga en conocimiento de la sentencia a la F.I.A. y al Ministerio de Educación de La Pampa. (Fotografía: ilustrativa)