viernes, 18 septiembre 2020
Inicio La Pampa Dos detenidos por abigeato

Dos detenidos por abigeato

SEGURIDAD RURAL REALIZO MULTIPLES ALLANAMIENTOS

(General Acha) – Personal de la División de Seguridad Rural dependiente de la Unidad Regional III, bajo las órdenes del subcomisario Miguel Ángel Erazun, allanaron ayer por la tarde tres inmuebles, de los cuales dos se llevaron a cabo en viviendas ubicadas en el pasaje Italia, y otro en una chacra.
Los procedimientos se realizaron en el marco de la causa iniciada en contra de dos vecinos, de 32 y de 25 años, por un hecho de abigeato registrado en el establecimiento rural denominado «Peñi-Hué», situado muy cercano al ejido urbano, al oeste de la ciudad.
Las diligencias fueron materializadas en función de la orden emitida por el juez de control Diego Asin, a instancias del pedido realizado por el fiscal Raúl Miguez Martin, quien interviene en la causa por supuesto abigeato.

Secuestro.
Fuentes oficiales informaron a LA ARENA que los allanamientos arrojaron resultados positivos, debido a que se logró el secuestro de varios kilos de diferentes cortes de carne vacuna, además de elementos que se utilizan para la faena de animales, prendas de vestir, calzado y unos handys, entre otras evidencias de interés para la investigación.
Los implicados fueron notificados en calidad de detenidos, por lo que permanecen privados de la libertad en dependencias de la Alcaidía local. No obstante, en la jornada de hoy se prevé recibirles declaración en calidad de imputados, una vez que reciban la asistencia técnica legal de la defensa. A su vez, se presume que también se desarrollará la audiencia de formalización de la investigación ante el juzgado de control, lo que seguramente se cumplirá vía virtual, a través de la plataforma Zoom.

Hecho.
La causa se inició después que personal de Seguridad Rural de la UR-III, que realizaba un control en cercanías al predio rural «Peñi-Hue», escucharon unos disparos de arma de fuego; por lo que iniciaron tareas de rastrillaje tendientes a interceptar e individualizar a las personas que efectuaron los disparos.
Se trató de una tarea investigativa muy intensa, que demandó muchas horas de trabajo, lo que posibilitó obtener evidencias que direccionaron la pesquisa. Lo que posibilitó que los uniformados pudieran llegar a determinar que el hecho había sido cometido por dos vecinos de esta ciudad.
Poco después, con colaboración de uno de los empleados del campo, se pudo establecer que se había dado muerte a dos animales vacunos, raza Aberdeen Angus puros, de aproximadamente ocho meses de edad, color rojo y negro, de 250 kilos cada uno. Además, habían sido eviscerados en ese mismo lugar, en pleno monte del inmueble rural.