domingo, 26 septiembre 2021
Inicio La Pampa Dos detenidos por secuestro virtual

Dos detenidos por secuestro virtual

Tras una persecución, dos hombres oriundos de Dock Sud, provincia de Buenos Aires, fueron detenidos por personal de la Seccional Primera tras llevarse una bolsa con dólares obtenida mediante un secuestro virtual. Fueron formalizados por la Justicia y se les dictó prisión preventiva por 30 días.
La situación se registró en la madrugada de ayer y la Policía tomó intervención alrededor de las 2.50, cuando fueron alertados de una posible estaba en la que habían sustraído dinero y joyas de oro. El modus operandi de los estafadores, explicaron fuentes policiales a LA ARENA, fue el mismo que se viene registrando en los últimos meses: una mujer de unos 80 años que reside en la calle Lisandro de la Torre recibió un llamado al teléfono fijo y le manifestaron que tenían secuestrado a su hijo. Para que sea liberado le exigieron que deje en la vereda una bolsa con todo su dinero y sus objetos de valor.
Los autores no se contentaron con haber concretado el hecho, donde se hicieron de 6.900 dólares y tres prendedores de oro, sino que llamaron una segunda vez para insistir y lograr sacar un monto mayor. La víctima accedió y volvió a dejar 700 dólares en la vereda.
Sin embargo, ya para ese momento la Policía había sido alertada y efectivos motorizados de la Seccional Primera llegaron al lugar. «Una de las personas que estaba en la vereda les indica que había un vehículo que circulaba por Lisandro de la Torre hacia la avenida Luro y que era el que había retirado el dinero», relataron.
Con esa información, y en colaboración con la Seccional Tercera, comenzaron la persecución y a pocos metros de la avenida lograron interceptar un Peugeot 206 en el que circulaban dos hombres, de 22 y 31 años. «Al momento de identificarlos se pusieron nerviosos y manifestaron que eran de Provincia de Buenos Aires», comentaron las fuentes consultadas.

Dinero encima.

El vehículo fue secuestrado y los tripulantes trasladados a la comisaría. El personal policial realizó un cacheo «para ver si tenían armas o algún otro elemento» y constató que uno de ellos tenía «un bulto sospechoso», por lo que «se le hace una pesquisa más profunda» y encuentran «una bolsa con dólares». De esta manera, secuestraron unos 700 dólares que coincidía por lo denunciado por la damnificada. «Mientras se realizaba este procedimiento otro móvil asistía a la mujer», señalaron.
Ambos quedaron detenidos a disposición de la Fiscalía de Delitos Económicos, a cargo de Máximo Paulucci y la fiscal adjunta Cecilia Molinari. En horas de la mañana, Molinari solicitó un allanamiento en el motel Caldén, donde estaban alojados presuntamente desde el lunes, y un registro vehicular.
Esta última diligencia resultó positiva y dentro del Peugeot encontraron 25.780 pesos en efectivo y 6.900 dólares, que serían los que entregó la mujer ante el primer llamado. También se secuestraron dos teléfonos celulares. De esta manera, a través de la estafa lograron hacerse de 7.600 dólares. Todavía no se conoce el origen del monto en moneda nacional y no se descarta que hayan concretado otro delito. «Tomamos una denuncia porque llamaron a un vecino del lugar pero no se consumó», afirmaron.

Formalización.

En horas del mediodía se llevó a cabo la audiencia de formalización, la cual estuvo presidida por la jueza Florencia Maza. En ese marco, detallaron fuentes judiciales a este diario, el fiscal Paulucci pidió que se los impute «a los dos por co-autoría de estafa como delito consumado». Los acusados estuvieron patrocinados por el defensor público Pablo de Biasi.
A su vez, se solicitó «la prisión preventiva por 30 días por considerar que hay peligro de fuga y de obstaculización al desarrollo del proceso». Entre los argumentos se esgrimió que la víctima es «vulnerable, los acusados tienen medios de movilidad y porque no tienen arraigo en la provincia», entre otras cuestiones.
La magistrada dio lugar a lo solicitado por el representante del Ministerio Público Fiscal. Finalmente, las fuentes consultadas revelaron que, tal como ocurre en este tipo de causas, «no se descarta que pueda existir la participación de otras personas y eso también va a ser motivo de investigación».