Inicio La Pampa Dos docentes, un enfermero y tres médicos, investigados por presentar certificados truchos

Dos docentes, un enfermero y tres médicos, investigados por presentar certificados truchos

(General Pico) – Dos docentes de la zona norte de la provincia y un enfermero de Salud Pública son investigados por la Justicia piquense por la presentación de los certificados médicos truchos que habrían presentado, en algunos de los casos, para tomarse días de vacaciones en el exterior. También se investigará a los médicos que confeccionaron tales certificados. Así lo confirmó Armando Agüero, fiscal general de la Segunda Circunscripción General de La Pampa con asiento en esta ciudad.
El funcionario judicial explicó que las causas se iniciaron a partir de las denuncias que fueron realizadas por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), y que fueron remitidas en los últimos días a los tribunales de General Pico.
Dos docentes, uno de General Pico y otro de Caleufú, presentaron certificados médicos que aseveraban que estaban enfermos y que durante determinado período tenían que hacer reposo y no podían asistir a su lugar de trabajo. Sin embargo, habrían usado esos días para irse de vacaciones afuera del país, siendo Estados Unidos y Brasil, los destinos elegidos por ellos.
En el caso del enfermero, se trata de una persona que el año anterior estuvo detenida tras haber sido denunciada por el intento de rapto de una menor de edad. Cuando se le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria se le dictó la prisión preventiva y luego presentó un certificado médico para que cesara esa medida. Este año fue llevado a juicio, pero resultó absuelto de todo cargo, luego que los dos principales testigos de los que disponía la Fiscalía (entre ellos la madre de la presunta damnificada), no se presentaran a declarar.

Médicos denunciados.
Esta maniobra que implica la simulación de una enfermedad para gozar de vacaciones sin gastar los días de licencia, también involucra a tres médicos, quienes son los que extendieron los certificados «truchos», en los cuales habrían brindado una información falsa sobre el estado del paciente. En estos casos, los médicos también incurrirían en el delito de fraude contra la Administración Pública, en calidad de partícipes necesarios, por la emisión de los certificados, pero también afrontarían la acusación de emitir certificados médicos falsos, en relación a la información contenida en los mismos.
En el marco esta investigación, se realizaron diferentes averiguaciones con el área de Migraciones, en primer término, para certificar su salida del país; y con las empresas aéreas que les vendieron los pasajes, para certificar la fecha en la cual los compraron.
De esta manera se pudo saber que los boletos de avión fueron comprados con una antelación de seis o siete meses, y que la presunta enfermedad que fue certificada por un médico, coincide con el período que durará su estancia en el exterior, lo cual termina por poner en evidencia a las dos partes involucradas en la maniobra denunciada por la FIA.
El fiscal explicó que si bien este tipo de delitos prevé penas de prisión en suspenso, tendría gravísimas consecuencias para los imputados, dado que les significaría la inhabilitación para ejercer cargos públicos. Es decir, que por disfrutar de algunos días de vacaciones fuera de Argentina, podrían perder su trabajo y no poder volver a tener nunca más ningún tipo de vínculo laboral con el Estado provincial.
Por último, Agüero manifestó que la FIA trabaja en más denuncias similares a estas tres, que involucran a personas del norte pampeano.