Dos empleados provinciales fueron sancionados por faltas injustificadas

La Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) de La Pampa publicó en su sitio web oficial que dos recomendaciones suyas, hechas en los últimos meses, fueron “escuchadas y aplicadas” por el Gobierno Provincial.

“En ambas ocasiones se trataron de casos en los que la persona acusada faltó a su lugar de trabajo infringiendo diferentes normativas”, explicaron desde el organismo.

El primer caso corresponde a una empleada del Centro Sanitario de Santa Rosa que no asistió a su lugar de trabajo durante  seis meses debido a que estaba desarrollando una Adscripción en la Cámara de Diputados. Cumplido el período estimado, la agente no se reincorporó a su puesto laboral en el área sanitaria y no presentó ningún justificativo al respecto.

“El hecho fue avisado por una nota elevada por la Dirección General de Personal al Ministro de Salud. Debido a que no se presentaron pruebas de defensa suficientes se recomendó, y el Gobernador decidió aplicar, la sanción de cesantía”, aclaró el comunicado.

El segundo caso se trata de una docente que solicitó una licencia por corto tratamiento y salió del país sin autorización del Servicio Médico Oficial.

En su declaración, “la acusada se justificó afirmando que su accionar se debe a un desequilibrio emocional y debió salir del país para asistir a un familiar en grave estado de salud”, divulgó la Fiscalía.

Las autoridades pudieron comprobar que la mujer dejó el país gracias a un informe elaborado por el Departamento de Migraciones de Gendarmería Nacional, pero informaron que no se encontraron pruebas que confirmaran la verosimilitud de los hechos declarados.

“Ante esto la FIA sugirió, y luego la Subsecretaria de Educación aplicó, la sanción de treinta días de suspensión”, finalizó el parte de prensa del organismo judicial.