Inicio La Pampa Dos hombres condenados por abuso

Dos hombres condenados por abuso

GENERAL PICO: RECIBIERON TRECE Y SEIS AÑOS DE CARCEL

La jueza de audiencia de juicio de General Pico María José Gianinetto condenó ayer a un hombre por el delito de «abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por el encargado de la guarda, como delito continuado», a la pena de trece años de prisión y a otro hombre -su expareja- por el delito de «abuso sexual con acceso carnal», a la pena de seis años de prisión.
El juicio oral se desarrolló durante los días 19, 20 y 23 de diciembre del año pasado, con la actuación unipersonal de la jueza Gianinetto, la participación de la fiscal Ivana Hernandéz y los defensores particulares de los imputados los abogados Oscar Ortíz Zamora y Adriana Mascaró.
Con las pruebas aportadas en la causa la jueza dio por probado que el damnificado fue víctima de reiterados abusos sexuales por parte de un pariente cercano, desde que tenía 13 años hasta los 19 años. La víctima en una oportunidad fue abusado también por una pareja de su pariente.
En sus alegatos finales la fiscal solicitó que se condene a la pareja del pariente a la pena de 6 años de prisión de efectivo cumplimiento. Respecto al pariente del damnificado «merituó las circunstancias particulares que hacían a la continuidad en el tiempo del sometimiento sexual y, asimismo, la extensión del daño causado» y solicitó se lo condene a la pena de 13 años de prisión de efectivo cumplimiento.

Condenan a violento.
El juez de control de General Pico, como juez de audiencia subrogante Diego Ambrogetti, condenó a un hombre de 37 años por considerarlo autor material y penalmente responsable de los delitos de «lesiones leves agravadas por haber sido cometidas contra la persona con la cual mantiene o mantuvo una relación de pareja y amenazas agravadas por el uso de arma en concurso real»; a la pena de un año de prisión de ejecución condicional.
Además le fijó las siguientes reglas de conducta a cumplir durante el plazo de dos años: fijar domicilio, y en caso de modificarlo avisar previamente al Juez de Ejecución Penal o Fiscal; abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas y someterse a un tratamiento psicológico.
El fallo fue dictado a consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado solicitado por la fiscal Ivana Hernández, la defensora oficial Elba Pozze y el propio imputado quien admitió los hechos. La damnificada, al ser consultada sobre las implicancias y alcances del acuerdo prestó su conformidad y solicitó que «no se le impongan al imputado prohibición acercamiento, comunicación y contacto hacia su persona ya que tiene un hijo en común con el nombrado».
Con las pruebas aportadas en la causa, el juez dio por probado que el 7 de abril de 2019, el imputado tomó del cabello y le propinó patadas en el cuerpo a su pareja -y madre de un hijo en común-. Posteriormente, en la habitación de la vivienda, la tomó nuevamente del cabello, le apoyó un cuchillo y la amenazó de muerte.