Inicio La Pampa Dos imputados por fiestas clandestinas

Dos imputados por fiestas clandestinas

LA JUSTICIA NO APLICO EL "CRITERIO DE OPORTUNIDAD"

La Justicia provincial imputó a dos jóvenes acusados de ser los organizadores de dos fiestas clandestinas en las que participaron decenas de personas semanas atrás, pese a las restricciones sanitarias vigentes. Según se supo, deberán realizar tareas comunitarias para reparar el daño causado.

Se trata de dos hombres de 23 y 24 años a quienes se señala como los autores de dos convocatorias para reuniones sociales ilegales que se llevaron a cabo en dos viviendas de Santa Rosa a fines de marzo pasado. Al contrario de lo que suele ocurrir en ese tipo de casos, el Ministerio Público Fiscal decidió no darles el «Criterio de Oportunidad» a través del cual pueden obtener una salida alternativa al proceso.

A causa de eso, ambos jóvenes deberán realizar diversas tareas tendientes a reparar el daño cometido por violar las normativas vigentes para evitar la propagación de la pandemia de coronavirus. De ser así, el proceso judicial estará suspendido durante un año y luego se reanudará para definir próximos pasos.

Esto se decidió en una audiencia de formalización que se realizó en la jornada de ayer y que estuvo encabezada por el juez de Control, Carlos Chapalcaz; el fiscal general Máximo Paulucci; y los defensores particulares de los imputados.

Vale recordar que el proceso se inició por violación a los artículos 205 y 239 del Código Procesal Penal, que establece distintas penas para quienes incumplan las normativas que aplica el gobierno para evitar el agravamiento de la situación sanitaria producto de la pandemia de coronavirus.

Los eventos.
En el primero de los casos, el imputado es un joven de 24 años a quien se lo responsabiliza por estar detrás de la organización de una reunión ilegal ocurrida el 20 de marzo pasado. El evento se llevó a cabo en la vivienda del joven, ubicada en la calle Víctor Lordi al 200, de la capital provincial.

Tal como informó LA ARENA semanas atrás, el evento fue descubierto por la policía a raíz de un llamado anónimo al 101 que alertó de la presencia de música alta en el barrio. Al llegar al lugar, efectivos de la Seccional Tercera montaron un operativo a partir del cual pudieron confirmar la participación de alrededor de 80 personas.

Fueron sorprendidas «mientras realizaban dicha actividad absolutamente prohibida, incumpliendo lo dispuesto por la normativa provincial y nacional en materia sanitaria y específicamente lo establecido por Decreto Provincial Nº 272/21 que determina los límites horarios y la cantidad de personas habilitadas para las reuniones sociales y familiares, que en ningún caso puede superar las 10 personas», indicaron en la audiencia.

Por otra parte, el joven de 23 años también fue imputado por haber organizado otro evento un día después, el 21 de marzo, en una casa de la esquina de Ferrando y Rodríguez, en el barrio Sur Plan 5.000. En esa fiesta ilegal participaron aproximadamente 60 personas que fueron sorprendidas por efectivos de la Seccional Sexta de la Policía de La Pampa a las 6 de la mañana.

En ambos procedimientos se ordenaron allanamientos en los domicilios de los imputados. Allí pudieron dar con sus teléfonos celulares, bebidas alcohólicas, parlantes, juegos de luces y otros elementos utilizados para la comisión del delito, que tiene una pena de 6 meses a dos años de prisión.

Las condenas.
Como se mencionó anteriormente, el Ministerio Público Fiscal decidió no hacer lugar al «Criterio de Oportunidad» en ambas causas. La decisión se asentó sobre la gravedad que tuvieron ambos hechos. Sin embargo, las dos causas estarán suspendidas por un año siempre y cuando los organizadores cumplan con los requerimientos impuestos por la Justicia en las audiencias realizadas ayer.

En esa línea se resolvió que el organizador de la fiesta realizada en la calle Víctor Lordi done 2.500 barbijos al Ministerio de Salud de La Pampa junto con 50 litros de leche a la campaña «Un Litro de Leche por Mes Santa Rosa». Además se deberá presentar mensualmente al Patronato de la ciudad de Bahía Blanca, ciudad en la que reside.

Por otra parte, el joven que organizó la fiesta de la esquina de Ferrando y Rodríguez tendrá que realizar la donación de mil barbijos a la cartera sanitaria junto con 250 horas de trabajo comunitario en el Desayunador de Villa Germinal. Una vez por mes deberá presentarse en la sede del Ministerio Público Fiscal.