Inicio La Pampa Estafaron a una jubilada y las atraparon

Estafaron a una jubilada y las atraparon

"CUENTO DEL TIO" DAMNIFICO A UNA PARERENSE

(General Pico) – La Brigada de investigaciones de General Pico, a cargo de la comisario Vanina Fileni, en diferentes allanamientos que realizó en las provincias de Córdoba y Corrientes, detuvo a dos mujeres sospechadas de estafar de manera telefónica a una jubilada pampeana, que meses atrás fue desapoderada de una suma de cercana a los 300 mil pesos. También quedaron ligados a la causa cuatro presos de la Unidad Penitenciaria 6 de Río Cuarto, desde donde se hacían las llamadas.
Durante la jornada del martes, personal de la Brigada de la Unidad Regional II, en el marco de la investigación de una estafa que damnificó el 1 de abril pasado a una vecina de Parera, realizó múltiples allanamientos en Corrientes y en Río Cuarto.
En aquella ocasión, la mujer recibió una llamada telefónica en su línea fija, sobre el cobro del monto correspondiente al trámite de la «Reparación Histórica» de la Anses. Durante la charla obtuvieron el número de teléfono celular de la damnificada, y la indujeron a que fuera a un cajero automático desde el que hizo dos transferencias, una de 98 mil y la otra de 80 mil pesos, a un número de cuenta que le brindaron.
Además, hicieron que la mujer tramitara a través del cajero, un préstamo personal de 100 mil pesos, que transfirió a una cuenta que tenía asiento en la ciudad de Corrientes.

Allanamientos y detenciones.
A partir de allí, la Brigada comenzó a trabajar sobre los llamados telefónicos y los números de las cuentas bancarias, y de esa manera pudo identificar el destino del dinero.
La comisario Fileni contó en diálogo con LA ARENA, que en este marco, el juez de control Heber Pregno libró una orden de allanamiento en un domicilio de la ciudad de Corrientes. Allí, personal de la Brigada de Investigaciones a cargo del subcomisario Martín Giménez secuestró información bancaria y detuvo a una mujer, que sería trasladada a General Pico.
En el transcurso de la causa, se pudo determinar que parte del dinero obtenido en el ilícito fue transferido desde la cuenta con asiento en Corrientes, a otra asentada en la ciudad de Río Cuarto. Es por ello que una comisión que encabezó Fileni en la ciudad del sur cordobés, tras allanar un domicilio particular, detuvo a otra mujer que también será traída esa semana a General Pico.
Los investigadores lograron determinar que al menos en este caso, las llamadas telefónicas se hicieron desde el interior la Unidad Penitenciaria 6 de Río Cuarto, donde se allanaron las celdas individuales de los cuatro sospechosos, «que están indicados de formar parte de una pequeña organización que realiza estas estafas telefónicas». Cuando la Justicia piquense lo requiera, serán trasladados a La Pampa para ser indagados en Fiscalía e iniciarles una causa penal en los Tribunales piquenses.
La investigación judicial del caso, la llevan adelante la fiscala Ana Ballari, de la Unidad de Atención Primaria (UAP), y el fiscal general de esta ciudad, Armando Agüero.