Inicio La Pampa Durango y Rauschenberger presentaron proyecto de ley para el cuidado del suelo

Durango y Rauschenberger presentaron proyecto de ley para el cuidado del suelo

La Senadora Nacional Norma Durango y el Diputado Nacional Ariel Rauschenberger presentaron en ambas cámaras del Congreso de la Nación un proyecto de ley vinculado a la problemática ambiental y productiva de los suelos argentinos.

Mediante un comunicado, la legisladora pampeana explicó que “desde 1975 estamos asistiendo a ciclos de inundaciones y sequías prolongadas que impactan sobre nuestra calidad de vida, últimamente con mayor frecuencia y severidad debido al cambio climático mundial».

En ese sentido, se basó en información de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la cual asegura que las prácticas no sostenibles de manejo del suelo han deteriorado 2.000 millones de hectáreas de la superficie agrícola mundial y de las restantes 1.700 millones de hectáreas, un 60% está en proceso de deterioro.

“Para  el caso de Argentina, 60 millones de hectáreas ya se encuentran afectadas por erosión. Con este panorama, Argentina no puede ignorar el desafío impuesto por la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 para incrementar un 50% la producción mundial de alimentos», señala el proyecto presentado.

«Para ello, como necesaria estrategia a nivel nacional debemos reformular la vieja  ley nacional de suelos 22.428 con 19 provincias adheridas, que beneficiara hace treinta años a 1022 productores, nucleados en 202 consorcios dentro de 82 distritos de conservación de suelos. Al discontinuarse este beneficio por falta de continuidad en la partida del Presupuesto Nacional y la transferencia de la competencia a la autoridad nacional ambiental en 1992, remarcada por la Constitución Nacional de 1994 y definida por una Política Ambiental Nacional con presupuestos mínimos para una gestión sustentable (Ley nacional 25675/2002), algunas provincias buscaron una solución de continuidad de la vieja ley de suelos sobre la base de estímulos locales. Entre ellas, La Pampa con su ley provincial 2139/2004», detalla el escrito.

Asimismo, la iniciativa de Durango y Rauschenberger cita el artículo 41 de la Constitución Nacional, que garantiza el derecho de los ciudadanos a gozar de un ambiente sano, y afirma que «el Poder Ejecutivo Nacional necesariamente debe hacerse cargo de los costos para conservar, mantener y recuperar al suelo como recurso natural, en la medida que sostiene la actividad social y económica que no se agota en la mera generación de divisas a través de las exportaciones y su efecto sobre la balanza de pagos».

Del mismo modo, los legisladores explican que «los beneficios a nivel nacional que nos brinda el suelo necesariamente conllevan obligaciones también a nivel nacional, que deben apuntar a resolver problemas de erosión (afectan a 60 millones de hectáreas en Argentina, con impacto estimado de USD3.000 millones anuales), de extracción de nutrientes por los cultivos (con impacto estimado de USD3.300 millones anuales), y de degradación de suelos por agricultura continua,  salinización o contaminación, entre otras causas».

Por último, la propuesta de los pampeanos postula la necesidad de educar sobre estas cuestiones «desde el nivel primario, concibiendo al suelo como un sistema viviente que nos brinda beneficios ecosistémicos y nos genera alimentos».

El comunicado finaliza diciendo que el suelo «conforma la base principal para la seguridad alimentaria de una nación por lo que reviste carácter estratégico para Argentina en el concierto internacional, con su capacidad actual de generar dos de cada tres dólares de divisas que se exportan (en 2017 los productos primarios y las manufacturas de origen agropecuario aportaron el 64% de los USD58.428 millones del total exportado por Argentina). Por ello, debe ser concebido como un recurso renovable sólo cuando se maneja en forma sustentable, y como tal adecuadamente preservado  para las generaciones que nos sucederán».

Foto: www.perfil.com (Ariel Rauschenberger)