Inicio La Pampa Echaron al que hizo los pliegos de Portezuelo por el escándalo

Echaron al que hizo los pliegos de Portezuelo por el escándalo

SILENCIO EN MENDOZA

Los reclamos de las empresas pequeñas mendocinas y las grandes nacionales por el presunto direccionamiento que tendría el pliego de Portezuelo del Viento a favor de una importante empresa mendocina «no hace más que confirmar nuestras sospechas de que esto es un negocio para unos pocos», sostuvo el diputado nacional Hernán Pérez Araujo al ser consultado por estos rumores. El legislador reiteró que la obra no va a beneficiar ni a la cuenca ni a los ciudadanos mendocinos y comentó que hay fuertes sospechas de que ya se habría vendido un pliego de la obra y que habría sido adquirido, precisamente, por Industrias Metalúrgicas Pescarmona SA, la firma que está en el centro de las sospechas.
Pérez Araujo participó de una nueva edición del programa de análisis político La Parte y el Todo que se emite por CPEtv, nuevamente en su formato virtual.
Consultado por su opinión respecto al eventual direccionamiento de la polémica obra, el diputado sostuvo que esas sospechas «no hacen más que confirmar algunas sospechas que en La Pampa se han manifestado en los medios de comunicación desde hace años, cuando inició esta puesta en escena por parte del gobierno mendocino», sospechas compartidas por el ex gobernador pampeano Carlos Verna de que «esto es un negocio para unos pocos y bajo ningún punto de vista va a beneficiar ni a los habitantes de la cuenca, ni siquiera a los habitantes de la provincia de Mendoza».
El legislador consideró que los pagos que ha venido realizando el gobierno nacional, tanto en la gestión de Mauricio Macri como en la de Alberto Fernández, «tornan un poco más seductora la obra para las empresas, aún cuando vemos que no se ha vendido todavía ni un pliego» para participar de la licitación, cuyo primer sobre de ofertas se abrirá el 2 de junio.

¿Pliego vendido?
En este punto Pérez Araujo comentó que «estamos investigando y hay alguna sospecha de que algún pliego se habría vendido» y lo habría adquirido, precisamente, Impsa, la empresa de Enrique Pescarmona que aparece en el centro de las sospechas de direccionamiento.
«Al lobby de las empresas de Mendoza, al lobby de Pescarmona, ahora se va sumar el lobby de grandes empresarios argentinos y multinacionales, caso Techint, que ahora están reclamando por esta especie de direccionamiento de la licitación», elucubró el diputado.
-Un dato que los medios no han dicho, y el gobierno mendocino ha guardado, es que ha renunciado el subsecretario de Obras Públicas, Daniel Chicahuala, quien casualmente hizo el pliego de Portezuelo.
-El dato que tenemos, aún no oficializado por el gobierno de Mendoza, es que el ingeniero Chicahuala, histórico representante de la provincia de Mendoza en el Coirco ha dejado de formar parte de gobierno mendocino desde el viernes 8 de mayo. Esto no ha sido oficialmente confirmado, el gobierno aún no lo ha dado a conocer.
«Si esto se confirma -añadió-, como tenemos fundadas sospechas, me parece que los motivos están claros y seguramente tienen que ver con toda esta cuestión que han recogido los medios nacionales: un claro direccionamiento hacia la empresa Impsa de parte del gobierno mendocino».
Los hechos muestran que esta «relación muy aceitada» que Pescarmona mantenía con el ex gobernador Alfredo Cornejo «sigue teniendo y manteniendo» el actual gobernador Rodolfo Suárez y ello repercute en que «hasta las pequeñas empresas de Mendoza, que en uniones transitorias de empresas, pensaban contratar o subcontratar con la adjudicataria, están quejándose porque están viendo que se van a quedar afuera de un gran negocio».

Reclamo de empresas
La Cámara Argentina de la Construcción le envío una nota al gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, para plantearle «la preocupación de un grupo numeroso de empresas asociadas, interesadas en competir para realizar Portezuelo del Viento».
Según la nota a la que tuvo acceso LA ARENA, consideran que el llamado a licitación presenta condiciones que «impiden presentar ofertas y pondrían en serio riesgo el éxito del llamado».
«Esto podría implicar un consecuente deterioro del nivel de la competencia, con seguro perjuicio para las arcas públicas», indican. A su vez, señalan que el pliego incluye «disposiciones que desalientan la presentación, por las altas barreras de acceso. Estas están referidas al alto costo de presentación, breve plazo, antecedentes demasiados específicos, que podrían llevar a que solo pocos oferentes puedan calificar».
Por otro lado, advierten que «también desalienta la previsión de una decisión final de la Administración, de apelación muy onerosa, en que inciden factores subjetivos y que podrían ser manejados discrecionalmente».
«Creemos que las ofertas que reciba tendrán un costo excesivo para la Provincia por la insuficiente definición del proyecto. Al solicitar la cotización obligatoria de una Variante Técnica Obligatoria, la Administración reconoce el escaso grado de desarrollo del proyecto concursado», afirman.
En otro párrafo señalan que «durante la ejecución de la obra, se deberá adaptar el proyecto construible a los aspectos no considerados en un proyecto de licitación incompleto, lo que conducirá a una profusión de modificaciones de obra, a incrementos de costos no previstos y, seguramente, a una alta litigiosidad».
«Las exigencias de antecedentes de ejecución de obras muy específicos implican una severa barrera de entrada» advierten y aclaran que «los aspectos observados forman parte de las condiciones a evitar para conducir procesos de contratación pública transparentes».

Gerente de Impsa y CEO de Odebrecht
El ahora ex subsecretario de Obras Públicas de Mendoza, Daniel Chicahuala, acredita un largo historial de cargos gerenciales en empresas privadas de renombre, entre ellas la propia Impsa -motivo que habría provocado su abrupto alejamiento del cargo- y en la consultora Odebretch, salpicada por escándalos de corrupción.
Según se lee en el perfil que posee en la red Facebook, Chicahuala ocupó cuatro cargos profesionales y directivos en la empresa Industrias Metalúrgicas Pescarmona S.A., Impsa, la empresa que aparece envuelta en sospechas de favoritismos de parte del gobierno mendocino en la licitación para construir Portezuelo del Viento, después pasó a Odebrecht, donde también tuvo responsabilidades altas, y de allí saltó al cargo de subsecretario de Infraestructura en el que se desempeñó hasta la semana pasada.
En Impsa, Chicahuala empezó como ingeniero de diseño, pasó a gerente de Ingeniería, siguió como Gerente Comercial y llegó a vicepresidente comercial.
En Odebrecht fue director de Desarrollo de Negocios y luego director Comercial y contractual y terminó su carrera como CEO.
De allí, y siempre según lo que refleja esta página, pasó al ámbito público como subsecretario de Infraestructura de la provincia de Mendoza.
El 8 de mayo, día que supuestamente terminó su desempeño como subsecretario, Chicahuala publicó cerca de la medianoche un mensaje de tono críptico: «Hoy alguien me dijo algo que me pareció extremadamente sensato y quiero compartirlo con todos los que me lean. Dice asi «en tiempos de crisis los inteligentes buscan soluciones, mientras que los ignorantes buscan culpables». Que cierto me resultan estas palabras….estamos rodeados de ignorantes…!!!
Buenas noches. Que descansen y cuídense».
Aunque inentendible a priori, en este contexto el mensaje pareciera ser una suerte de despedida de la función pública y una respuesta a quienes, posiblemente, lo hayan hecho sentir culpable en esta crisis.