Ediles opositores rechazan gastos de la administración

WINIFREDA: SEIS BALANCES MUNICIPALES APROBADOS POR MAYORIA

Con el doble voto del presidente del Concejo Deliberante de Winifreda, los balances municipales del primer semestre del año fueron aprobados por mayoría durante una sesión ordinaria celebrada en los últimos días.
La oposición fundamentó su rechazo a las rendiciones de cuentas remarcando que el Ejecutivo comunal contrató servicios y adquirió mercaderías en otras localidades, incluso a una empresa de otra provincia, cuando están disponibles en el pueblo. Reclamó, además, usar correctamente las órdenes de compra.
La edila Carmen Salamone (Propuesta Frepam) señaló que entre enero y junio de 2018 el municipio pagó facturas por $12.137 en concepto de elementos de librería comprados a una empresa de Junín, Buenos Aires. Abonó un total de $36.425 a una carnicería y $5.213 a una heladería, ambos comercios ubicados en Santa Rosa.
Además, contrató a empresas de sonido e iluminación de la capital pampeana para que brindaran esos servicios en fiestas oficiales y por los cuales desembolsó $34.000. A una firma de General Pico le compró 130 prepizzas y a otra de la misma ciudad norteña artículos de kiosco por $5.330.
“Todas estas facturas no están incorrectas, pero seguimos insistiendo con algo: la intendenta hace hincapié en comprar a los comercios locales, pero esta gestión ha dado créditos a emprendedores para sonido e iluminación y después contrata a empresas que son de afuera. Compra prepizzas en General Pico cuando ha dado créditos a panaderías del pueblo y los productos de librería tranquilamente los podría conseguir en La Pampa sino se consiguen en la localidad”, expresó.
Detalló que en marzo, a una farmacia local se le pagó una factura por $10.054. Las órdenes de compra tienen fecha de enero 2018, marzo 2017 y mayo 2016. “Nos llamó la atención que el proveedor presentara boletas al cobro con tanto tiempo de atraso, casi dos años en un caso”, apuntó.

Ordenes de compra.
En abril de este año, la intendenta Adriana García, se había comprometido ante los concejales opositores a no comprar más combustible para el parque automotor municipal en la estación de servicio de su marido. En el balance de ese mes aparece una factura por $159.282 y en el siguiente dos nuevas boletas por $56.856 y $27.400.
Esto último sirvió como puntapié para que la edila reclamara que el municipio presente las órdenes de compra en los comercios de todos los rubros al momento de retirar mercadería y no después.
“Podríamos pensar que esas compras de combustible se realizaron con posterioridad al compromiso de la intendenta. Esto evidentemente no sucedió, estamos seguros que la orden de compra se hizo el día que se pagaron esas facturas de mayo y eso no corresponde, no se la puede emitir uno o dos meses después de retirado el producto. Es una herramienta administrativa para darle un mejor control al municipio”, dijo.
Desde mayo 2017 hasta abril-mayo 2018, el marido de la jefa comunal le vendió al municipio que conduce su esposa combustible por un total de $789.541, según contabilizaron los ediles de extracción radical.

“Servicios prestados”.
Salamone indicó que siguen apareciendo facturas de Oscar Baigorria por $15 mil mensuales por “servicios prestados” cuando el año pasado facturaba por “traslado de mercaderías”, sin dar más detalles. “Ahora no especifica el tipo de servicios que presta”, dijo Salamone.
Este hombre estuvo en boca de todos. Es que numerosos winifredenses, entre ellos los concejales de Propuesta Frepam, se vieron sorprendidos cuando recibieron un Wahtsapp con dos impactantes fotografías de Baigorria con su cara lastimada. En las imágenes se observan su ojo derecho con hematomas, un yeso que le cubre su antebrazo, brazo y mano izquierda, raspaduras en su pómulo derecho y en la parte frontal de su cabeza.
La gran incógnita es saber por qué la persona que le tomó las fotos las envió en cadena a los celulares de los pobladores, qué intenciones tuvo al hacer eso.

Reconocen una “desorganización”
La concejala Adriana Grosky (PJ) defendió la confección de los balances municipales, aunque reconoció “una desorganización” en la emisión de las órdenes de compra. “Los encontramos correctamente legales”, dijo sobre los legajos contables.
Y con respecto a las “constantes” menciones que los ediles de Propuesta Frepam hacen de Baigorria y del marido de García “deberían pedir un informe al Ejecutivo. La intendenta (por el tema combustibles) les dio la contestación pertinente en una reunión, pero si no se encuentran satisfechos hagan un pedido de informes por escrito porque veo que siguen teniendo desconfianza o algo les llama demasiado la atención ya habiendo tenido una respuesta por parte de ella”, agregó Grosky.
Mario Corredera (Pro-Frepam) le recordó que su bloque presentó informes por las facturas que presenta Baigorria, “nunca recibimos una respuesta”. “Sí, lo sé, pero eso a nosotros nos excede, preséntalos de nuevo”, le recomendó Grosky.
“Puede haber una desorganización” con las órdenes de compra, “no voy a decir que no”, admitió y finalizó diciéndoles a sus pares “ustedes tienen una función, nosotros otra, nos respetamos, ustedes desaprueban y nosotros aprobamos”.