“Efecto La Pampa”: en Rosario, el PRO bajó su candidato

DESBANDE MACRISTA EN TODO EL PAIS TRAS LA DERROTA DE MAC ALLISTER

La dura derrota de Carlos Javier Mac Allister en La Pampa provocó un tembladeral en la política nacional. La primera repercusión fue un llamado desde la Casa Rosada hacia la provincia de Santa Fe para rearmar la estrategia en ese distrito de modo de evitar un nuevo porrazo para el macrismo.
Según reveló el sitio La Política Online, el gobierno nacional le ordenó al presidente del PRO santafesino, Federico Angelini, que decline su candidatura y ordene las cosas en la ciudad de Rosario, la tercera del país en cantidad de habitantes.
“A través de las redes sociales, Angelini anunció que está trabajando junto a José Corral ‘para ofrecer a los santafesinos la mejor alternativa de cambio para nuestra provincia’ esto es, una fórmula consensuada que le evite al gobierno el riesgo de perder otra interna antes de las elecciones nacionales”, informó el sitio especializado.
Se trata de la primera señal clara de desbande en las huestes de Cambiemos. Ahora Angelini, el hombre del PRO que pretendía anotarse en la disputa por la intendencia de Rosario, se abocaría a definir los nombres del candidato a vice de Corral, seis de los primeros diez lugares en la lista de diputados provinciales y el senador por Rosario, a la vez que se abstendría de participar en las elecciones locales para encabezar la lista de diputados nacionales.

Lista propia en Rosario.
El triunfo del radicalismo pampeano, que casi duplicó en votos a Mac Allister, llevó a los radicales rosarinos a soñar con su propio candidato para el gobierno municipal. “Lo mismo sucede con la lista de diputados provinciales. Mientras duraron las tensiones entre Angelini y Corral, un sector del PRO, que mantiene diferencias históricas con el presidente del partido, aprovechó la situación para acercarse al intendente radical y manifestarle su apoyo. Ahora, con el acuerdo, varios de estos dirigentes están analizando la posibilidad de armar una lista de diputados propia para salir a jugar en las PASO”, informó LPO.
Desde el sitio aseguran que los radicales rosarinos han visto con preocupación cómo la marca Cambiemos se devaluó en los últimos meses. “En Rosario, el gobierno de Macri, registra un rechazo de más del 70 por ciento”, reza el informe. El tiempo para las negociaciones expira el viernes próximo en la Chicago argentina.
Las PASO provinciales en Santa Fe serán el 28 de abril y las generales el 16 de junio.

El rebelde Mestre.
El otro problema que el macrismo sigue con atención desde la Rosada está en la provincia de Córdoba, donde el intendente de la capital, el radical Ramón Mestre, al igual que sus correligionarios de La Pampa, viene resistiéndose al armado que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quiere imponerle desde la Capital Federal.
La rebeldía de Mestre no es nueva, pero el triunfo contundente del radicalismo pampeano sobre el alfil del presidente Macri consolidó la posición de intendente cordobés. El domingo, LPO informó que Mestre acordó fórmula con el médico Carlos Briner, intendente de Bell Ville. Ese binomio enfrentará a la fórmula de la Casa Rosada, integrada por el radical Mario Negri y el macrista Héctor Baldassi.

Presiones mediáticas.
“La Casa Rosada intentó hasta este mismo domingo bajar a Mestre por los medios. Luego de armar la fórmula entre Negri y el ex árbitro de fútbol y sumar a Luis Juez como precandidato a intendente de la Capital, le ofrecieron a Mestre encabezar la lista de diputados nacionales. Una oferta casi ofensiva, que Mestre rechazó de plano. Durante el mes pasado la Casa Rosada se cansó de instalar en los diarios que Mestre no iba a competir. Pero esta vez, las presiones mediáticas no dieron resultado”, evaluó LPO.
“Esas presiones no cayeron bien en buena parte del radicalismo, un dato que Mestre pudo confirmar este domingo cuando decenas de dirigentes de todo el país le pidieron que no resigne sus aspiraciones y compita”, dice el informe.
Las elecciones para gobernador y vice en la provincia de Córdoba se realizarán el 12 de mayo, una semana antes que en La Pampa. La elección para intendente y concejales en la capital cordobesa se realizará en conjunto con la de gobernador.