Inicio La Pampa El 2020 será "el año de los pivots"

El 2020 será «el año de los pivots»

EL AREA BAJO RIEGO PAMPEANA SIGUE CRECIENDO

La bajante del río Colorado pronosticada para este verano, no afectará la zona bajo riego pampeana, aunque sí se sentirá en el volumen del lago Casa de Piedra. De hecho, 2020 será un año en que se pondrán en marcha varios pivots para riego en la zona del Ente Provincial del Río Colorado gracias a que el gobierno provincial terminó la obra eléctrica que abastece a la Sección II.
«Por ahora el volumen de agua que está llegando y el manejo que estamos haciendo nos permite en todo lo que es el sistema de riego en 25 de Mayo, mantenerlo sin inconvenientes», comentó el presidente del Ente Provincial del Río Colorado, Enrique Schmidt, ante una consulta de LA ARENA.
«Esperemos seguir así», alentó. «Si bien hay una bajante, en lo que es el desarrollo del Sistema de Aprovechamiento Múltiple en 25 de Mayo no vemos que vaya a tener algún tipo de problema o de inconveniente», sostuvo.
Quien va a sentir el fenómeno va a ser el lago de Casa de Piedra, la represa pampeano-rionegrina ubicada aguas abajo de 25 de Mayo, indicó Schmidt. «Va a tener una disminución en la erogación para el sistema de Corfo (en provincia de Buenos Aires) y también para Río Negro».
En el caso pampeano, el lago es la fuente de agua que provee a los viñedos de Casa de Piedra, a un acueducto ganadero y a otro que alimenta a la localidad de Puelches. Estos volúmenes se captan aguas abajo de la represa, lo cual representa un beneficio en cuanto a la garantía del agua. «Si estuviéramos tomando agua en lo que sería del lago de la represa, estaríamos entrando en complicaciones porque habría posibilidades de que no ingrese más», explicó.
En el caso de Corfo, en provincia de Buenos Aires, las autoridades de ese consorcio y las del comité de cuenca del río, Coirco, estiman que la disminución en el aporte de agua provocará que unas 30.000 hectáreas no puedan ponerse en producción en esta temporada.

Más pivots.
El año 2020 será un año de crecimiento para el área bajo riego de la ribera pampeana del río Colorado, quizá con más intensidad que en los últimos años. Esto porque acaba de terminar una obra de infraestructura clave para este tipo de desarrollos: los tendidos eléctricos que proveen energía a equipos y procesos.
«Llegó a todo lo que es Sección Segunda, que estaba faltando, y se potenció Sección Quinta y Sección Primera», detalló Schmidt. La obra fue financiada por el gobierno provincial y permitirá, por ejemplo, duplicar el número de pivots de riego que ya existen en el área.
En la actualidad hay 33 pivots en funcionamiento y se prevé poner en marcha 54 más en los próximos años. Algunos de ellos ya están instalados pero por este motivo aún no están en funcionamiento. «Ahora con el tendido eléctrico, las empresas van a hacer la limpieza del terreno y los van a ir poniendo en funcionamiento», anticipó Schmidt.
Los pivots de riego se utilizan para la producción de alfalfa, maíz y sorgo, principalmente. Qué cultivo se implanta depende de la orientación que tenga esa explotación.
«Tenemos que seguir la instalación (de pivots) y esperemos que el resultado de las nevadas sea más alentador», se esperanzó el funcionario. «Antiguamente dependíamos mucho de los glaciares, pero como los glaciares han bajado, eso hace que cada vez más dependamos de la nevada del año precedente», concluyó.