El “Arano Football Club” y su tribuna techada

INEDITA HISTORIA ZONAL DE DEPORTE Y SOCIEDAD DEL 1900

La construyó el club rural en 1918. Era para refugiar del sol y el frío a la familia Arano e invitados. También tenía vestuarios para visitante, local y árbitros. Fue una de las primeras tribunas techadas del país.
Un trozo de historia regional, con connotación social y deportiva, regresó hace unos días a la superficie de la mano del periodista Mario Markic quien hizo un relevamiento histórico del Partido Adolfo Alsina para su programa “En el camino”, zona que por su ubicación geográfica tiene directa connotación en el este provincial. Se trata de una fantástica y poca difundida historia del fútbol regional: la existencia de la primera cancha con tribuna techada del país, la del Arano Football Club.
La estructura, aún sobrevive en una estancia ubicada en el solitario paraje Arano, unos 15 kilómetros al norte de la localidad bonaerense de Rivera y a solo un par de kilómetros del límite con La Pampa.
En el Museo de Adolfo Alsina, que funciona en Carhué, ciudad cabecera de ese partido bonaerense, la historia está registrada convenientemente, y hoy es motivo turístico agendado en la Dirección de Turismo de esa jurisdicción. Tal es así que en 2007 la comuna, en ocasión de los festejos del Centenario del pueblo Arano, restauró a imagen y semejanza la vieja construcción y fue declarada “Monumento Arquitectónico Municipal”.

La más antigua.
En aquella dependencia cultural, en un texto explicativo, revelan que “cierto día de los años 90, Rodolfo Visco, un tachero memorioso, aficionado a la estadística deportiva y que participaba en un programa de Víctor Hugo Morales dio el dato de que la primera tribuna techada de Argentina, y posiblemente de Sudamérica, estaba en un pueblito llamado Arano, cercano a Rivera, en el partido de Adolfo Alsina. Si bien es difícil de comprobar, mientras no exista un dato que diga lo contrario, esta es la tribuna cubierta conocida más antigua.
La tribuna la hizo construir Blas Arano, aficionado a los deportes, en especial el fútbol y pelota paleta. Apodado “El Kaiser”, fue el fundador del Arano Football Club quien era local allí.
La platea fue erigida alrededor de 1918 para que la familia Arano y sus invitados puedan resguardarse durante los “matchs” en los días de agobiante calor o inclemente frío. Detrás del sector de gradas, se levantan dos vestuarios -local y visitante- y uno central para los árbitros, todos intercomunicados.
En la parte superior y con un ingreso por las gradas, se levantó una secretaría para el club. En los dos extremos de las gradas hay dos palcos como los de un teatro, posiblemente para los bancos de suplentes o para autoridades según la ocasión”, señala la información.

¿Jugás al fútbol?
Otros datos significativos los aportó el periodista Diego Fonseca, quien en 2006 comentó a Radio Mitre sobre el tema dando una jugosa mirada. “Cerca del paraje rural Arano, casi en el límite con La Pampa, en una estancia llamada ‘Las Calaveras’ existe una tribuna techada, en medio de yuyales y frondosos eucaliptos, en uno de los tantos cuadros del campo. De estilo similar a las estaciones de trenes hechas por los ingleses, fue en algún tiempo lugar que acogía a las damas y caballeros de las estancias cercanas que llegaban a presenciar los partidos de liga, que se jugaban en el medio de la vasta pampa húmeda.
¿Y por qué esta excentricidad? El dueño del campo era un estanciero fanático del fútbol. Cada peón que llegaba a ofrecer sus servicios rurales a la estancia recibía como primera pregunta: ¿Y cómo jugás al fútbol? Así fue armando un equipo competitivo que jugaba en la liga de la región. Los equipos llegaban por la Estación Arano a disputar los partidos. Los escasos habitantes del paraje dicen que es la primera tribuna techada del país, un monumento olvidado que hoy alberga sólo el cantar de las calandrias y los jilgueros”, escribió.
Deporte y sociedad. Algunos viejos habitantes de la zona dijeron tener noticias de que allí iban a jugar equipos de la zona. Ubican en ésa simpática canchita de Arano a “players” de Villa Maza, Salliqueló, Carhué, Thames, Rivera, Rolón, Anchorena, Miguel Riglos y Macachín.
En las fotos que posee el Museo de Carhué se observa la enorme convocatoria que tenían esos encuentros futbolísticos. La tribuna estaba repleta y todo el perímetro del campo de juego estaba rodeado de autos y espectadores con sus atavíos de esa época.
Eran tiempos en que nacían los pueblos de la zona a la vera del ferrocarril donde alrededor de la estación se establecían pobladores, tal el caso de Arano. Y había mucha gente viviendo en los campos donde las tareas agropecuarias, ganaderas, tambos y otras, ofrecían una fuerte demanda de mano de obra.