El asado en Neuquén supera los 300 pesos y los carniceros culpan a la barrera sanitaria

Los carniceros de la provincia vecina del sur aseguraron, al diario La Mañana de Neuquén, que el asado superó los 300 pesos. Con el último ajuste en el precio de la carne vacuna, el clásico asado de tira ya cuesta en la mayoría de las carnicerías de la ciudad entre 340 y 350 pesos el kilo.

Según publicó el medio, se produjo una disminución en las ventas de los comercios cercana al 30%, además de que la gente se empezó a inclinar por otras opciones algo más económicas, como el cerdo o el pollo, a la hora de comprar carne.

La queja de los carniceros respecto de las razones que los obligan a trasladar los costos al precio de venta al público apunta a la barrera sanitaria en Río Colorado, que prohíbe el ingreso de carne con hueso desde La Pampa hacia el sur.

Eduardo tiene su carnicería en un espacio compartido con una verdulería y un almacén. Debajo de su mostrador guarda en un papel los pagos a proveedores de carne. “Yo la media res la pago 160 pesos el kilo. A eso hay que sacarle el hueso y la grasa que no se vende, con lo cual me queda de ganancia un promedio de 60 pesos por kilo”, explicó el carnicero.

Los carniceros aseguraron al diario neuquino que sin la existencia de la barrera sanitaria a la altura del río Colorado, el precio de la carne vacuna que se comercializa en la región bajaría de manera significativa.