Inicio La Pampa "El Nuevo Salitral" crece día a día

«El Nuevo Salitral» crece día a día

NUEVO SALITRAL

La situación en el rebautizado barrio «Nuevo Salitral» parece convertirse en un acontecimiento fundacional para Santa Rosa: los vecinos se acercan de todos los rincones de la ciudad con alambres y maderas para asegurarse un perímetro en los ahora codiciados terrenos baldíos de la laguna, detrás del Megaestadio. Pese al frío, un promedio de 100 personas trabajaban este lunes con picos y palas para nivelar y preparar lo que esperan sea su nuevo hogar. Entidades solidarias y vecinos colaboran con el asentamiento con meriendas, ollas populares y ropa.
«Hasta hace tres días éramos unas 20, pero ahora hay mas de 80 familias viviendo acá… y siguen viniendo», contó ayer a LA ARENA una vecina que participa en la toma. «Yo llegué hoy y me agarré una tierra para mí y mi señora… no podemos pagar un alquiler y no tenemos dónde vivir, y acá no vive nadie», simplificó otro.
Para cualquier ojo santarroseño el espectáculo de ayer era impactante: decenas de personas yendo y viniendo con palos y herramientas, quemando y cortando yuyos y compartiendo mates con sus nuevos «compañeros de vecindario».

¿Inundable?
Por su parte, el intendente Leandro Altolaguirre dijo que van a «invitarlos a retirarse». «Sabemos de las necesidades que tienen, pero esto los va a perjudicar tanto para la posibilidad de acceder a una vivienda a través del IPAV, o de asistencia social municipal o provincial. Además hay otro problema: esos terrenos son inundables», enfatizó.
Sin embargo, desde el asentamiento lo desmienten. «Hoy (ayer) vinieron un arquitecto y un maestro mayor de obra y dijeron que la mayor parte de los baldíos tomados no son inundables, aunque hay un sector que sí lo es», aseguró un vecino.
«Además son unos hipócritas, porque hace un tiempo desde la Municipalidad vendieron varios terrenos en la calle Niñas de Ayuhuma que se inundan… así que no sé con qué moral nos vienen a decir eso», completó, y además retrucó a la amenaza de Altolaguirre: «nosotros nos estamos organizando: estamos todos unidos».

Inédita.
El «Nuevo Salitral» es la toma de terrenos más masiva que se conoce en nuestra ciudad, al menos desde la fundación de la ciudad por el descendiente de europeos Tomás Mason. A fines de la década del 90 varios vecinos ocuparon terrenos en el barrio Matadero y tras un largo conflicto finalmente pudieron habitarlos legalmente. Simultáneamente otra toma surgió en el barrio Río Atuel, pero no prosperó, aunque algunas personas que participaron de ella se instalaron algunos años después en un terreno en las cercanías del ex Molino Warner, en el barrio Almafuerte. Al día de hoy siguen allí.
Y la más reciente ocupación de terrenos baldíos es la que actualmente mantienen las 10 familias de Chakra Raíz, las cuales se encuentran desde hace más de cinco años sosteniendo el predio pese a la insistencia por parte de la comuna de Toay para que se retiren.