Inicio La Pampa "El Banco estuvo a la altura"

«El Banco estuvo a la altura»

INFORME DEL DIRECTORIO A LOS ACCIONISTAS

«Ante un contexto mundial que nos obligó a un modo de vida desconocido, creemos haber logrado que el Banco de La Pampa estuviera firmemente presente, cumpliera su rol y que fuera percibido como un ‘capital’ de toda la sociedad pampeana», explicó el Directorio de la entidad.
En expresiones volcadas en la memoria 2020 -y a modo de información a sus accionistas-, los directivos del BLP señalan que «se actuó del modo en que los tiempos lo requerían», para «renovar el compromiso fundacional como continuación de quienes impulsaron originalmente este proyecto».
Más allá de brindar un informe pormenorizado de la situación financiera, se realiza una serie de consideraciones respecto de lo vivido durante 2020, que a partir del Covid «tuvo y sigue teniendo consecuencias con alto impacto negativo en nuestro país y en el mundo entero».

Nuevos desafíos.
Obviamente las medidas vinculadas a proteger la salud de la población «impactaron directamente en la actividad económica, afectando el consumo privado, la inversión y las exportaciones, y aumentando la tasa de desempleo y los indicadores de pobreza», se manifiesta en la memoria.
El contexto adverso naturalmente «planteó nuevos desafíos organizacionales», y en ese sentido «la decisión del Directorio fue replantear los objetivos de la gestión, modificando temporalmente algunas de las pautas para responder a las nuevas necesidades financieras» de su clientela.

El personal.
Se reconoce además que «no hubiese sido posible sin la predisposición y el esfuerzo de todo el equipo de trabajo», que incluye por supuesto al personal. Su aporte «no sólo se circunscribió a la concurrencia a sus lugares de trabajo cuando se pudo operar», sino que también «se tradujo en el aporte de ideas y la actitud proactiva para brindar el mejor servicio posible en este complejo panorama al que nos enfrentamos, que desde ya cruzó también sus vidas y las de sus familias», se indica con respecto a los empleados.
El personal trabajó además para «incentivar y facilitar, en un corto período, a la clientela de mayor edad y aquella que aún no había adquirido una alta cultura digital, a la utilización de canales electrónicos para la gestión de los servicios» del banco.

Soluciones.
Más allá de observar los protocolos para preservar la salud, «una preocupación permanente», el BLP priorizó «la solución de las nuevas necesidades financieras de la clientela: acompañando a las Pymes que debían continuar abonando salarios y cumpliendo sus compromisos; y por otro lado a las personas, en su carácter de emprendedoras o profesionales, o sencillamente como jubiladas, empleadas, beneficiarias sociales o consumidoras».
Y sigue el informe: «Así el Banco ofreció nuevos productos y promociones como alternativas para paliar la grave situación, a medida que evolucionaban las necesidades de la sociedad. La estrategia permitió consolidar el posicionamiento institucional y el crecimiento dentro del mercado financiero». Hay que tener en cuenta que aumentó «la cantidad de comercios adherido a las promociones, y actividades económicas respaldadas por el accionar del Banco».

Un banco fuerte.
El Directorio juzga como «fundamental» que la fortaleza del Banco permitió aquellas acciones, «porque llegó al 2020 en óptimas condiciones para hacerlo». Se indica que hubo «un arduo proceso de administración y planificación llevado en los últimos años que dio el basamento patrimonial para abordar una crisis de la magnitud de la actual». En definitiva entienden que el BLP «estuvo a la altura de las circunstancias haciendo el mejor uso de esas reservas».
Cabe recordar que el presidente del BLP es Alexis Gastón Iviglia; y el vicepresidente, Alberto Giorgis. Los directores titulares son Carlos Pessi, Carlos Gaccio, Reynaldo Colombatto y Rosana Castaño. En tanto el Síndico es Rosendo Peralta.