Inicio La Pampa El "boom" de las bicis: faltan repuestos

El «boom» de las bicis: faltan repuestos

LAS FABRICAS NO DAN ABASTO PARA ABASTECER AL MERCADO

En los últimos meses y a partir del confinamiento en el mundo, una sugerencia que se repitió en todo el mundo es la de la utilización de las bicicletas como medio de transporte para evitar la concentración en el transporte público.
El mercado dedicado al rubro creció y distintos bicicleteros de la ciudad confirmaron que el fuerte incremento en la demanda provocó demoras en la reposición de stock, por lo que se puede generae faltantes.
Uno de los comerciantes locales conversó con LA ARENA y afirmó que las fábricas «están produciendo 24 horas cuando antes no trabajan ese tiempo y no dan abasto para enviar todos los productos al mundo para le ensamblado».
Mauricio Rovira, dueño de un local del rubro, explicó que Argentina está con demoras en los envíos de productos ensamblados o por ensamblar para las marcas nacionales. Esto se debe al alto consumo en «Europa u otras partes del mundo donde hay mayor mercado de bicis, y eso hace que nosotros tengamos una demora bastante grande en los envíos desde China».

Puede faltar stock.
Tras la apertura y habilitación de actividades recreativas, Rovira señaló que «hubo muy buenas ventas hace tres, cuatro meses», pero, agregó que «ahora lo que se ve es que no se puede reponer esa mercadería, que está complicado para traer bicicletas más económicas que son con las que todo el mundo arranca y se quiere mover».
En este sentido, otro bicicletero santarroseño, Manuel Ciaffoni, reafirmó que en esta época primaveral «ya aumenta, estamos en la época de demanda, aumentó mucho más todavía . Desde que volvimos a trabajar, todo el mundo estuvo encerrado mucho tiempo y le surgió las ganas de moverse». Y a causa de esta demanda, explicó que «no damos a basto en lo que es taller, reparación, y en lo que es ventas, ya hay faltante hace mucho», completó.
Ambos bicicleteros coincidieron en que la situación va a «tardar en regularizarse» y que «hay retrasos, no solo en Argentina, sino en el mundo». Los envíos desde las principales fábricas mundiales tardan «tres meses, más los sellados acá en el país, llegan a la Aduana, se demoran un tiempo», explicó uno de ellos.
Por otra parte, Ciaffoni detalló que «a la hora de reponer, hubo muchas cosas muy ajustadas, que si no fuera por otros accesorios, repuestos o reparaciones, hubiera sido mucho peor en lo que es pérdidas. Por la falta de insumos, explicó que «en vez de vendernos 20 piñones nos venden 10, y cinco podemos destinar a venta. Estamos a media máquina en los accesorios».
Otra causa de la falta o poca cantidad de repuestos para las reparaciones se debió al precio del dólar: «no nos vendían hasta que no se regulara», señaló.

Una nueva costumbre.
«Hoy se utiliza la bicicleta como medio de transporte porque no tenés contacto, vas solo, no tenés contacto con personas y no compartis como cuando vas adentro de un colectivo. Hoy creo que la gente se está dando cuenta», afirmó Rovira. Asimismo, remarcó que se produjo «un cambio en el pensamiento de la gente, está bueno porque creo como siempre decimos que ‘la bici es salud’, nosotros ‘acá vendemos calidad de vida'».
El confinamiento motivó que nuevos interesados se acerquen a la bicicleta como actividad física o medio para ir trabajar. Ciaffoni remarcó que «a esta altura del año, por suerte, en estos últimos años, la bicicleta comenzó a utilizarse mucho más».

Lo nacional.
Las marcas nacionales atraviesan la misma situación. Sus productos se ven afectados por la alta demanda en distintas partes del mundo y por el precio dólar. «Los insumos son importados y pasa lo mismo. El cuadro viene de China, se pinta en Argentina, se ensambla en Argentina», dijo Rovira y Ciaffoni reafirmó: «se nota el aumento, porque hay muchas variables acá, depende de las partes que se importan para hacerla».
En ese sentido, Rovira consideró que «estaría bueno que el día de mañana tengamos una fábrica de producción propia y podamos trabajar con nuestra propia marca argentina, pero hay que invertir muchísimo en eso».