Inicio La Pampa "El caso me conmueve por varios motivos"

«El caso me conmueve por varios motivos»

Notas en periódicos, imágenes de archivo, artículos especializados, personajes que estaban en el olvido y una opinión pública cada vez más fascinada.

«Carmel: ¿quién mató a María Marta?», el exitoso documental de Netflix, revivió un sinfín de sensaciones en el público argentino que puso por varios días el género documental en boca de todos evidenciado en el primer lugar del ránking del gigante del streaming. 

«Quisimos mostrar ese triángulo de relaciones extrañas conformado entre la Justicia, los medios y la mirada social», definió su director, Alejandro Hartmann, a LA ARENA.

La serie realza el homicidio de la socióloga argentina María Marta García Belsunce ocurrido el 27 de octubre de 2002 en su casa del barrio privado Carmel.

Al principio se creyó que fue un accidente doméstico pero un mes y medio más tarde se descubrió que fue asesinada de cinco balazos en la cabeza.

«Mi idea fue que los protagonistas de todo este caso hablen, tratando de soltarme de prejuicios, porque en definitiva todo el mundo tiene un cachito de verdad», expresó el realizador.

MAS ALLA DEL ENTRETENIMIENTO.

La serie fue dirigida por Hartmann y también escrita con Sofía Mora (quien realizó la investigación), Lucas Bucci y Tomás Sposato. 

La producción estuvo a cargo de Vanessa Ragone (El Secreto de sus ojos) y fue filmada en el Carmel Country Club, el barrio cerrado de Pilar, donde ocurrió el asesinato, como así también en Bariloche y Buenos Aires.

«Pienso que este documental tiene muchas capas, todos los que participamos venimos del cine, pero también de la cultura literaria y de la filosofía lo que hizo que tenga una mirada más amplia que el solo entretenimiento», evaluó Hartmann.

Y agregó: «Hay gente que solo se enganchó con la película y otra que pudo ver todas estas cosas alrededor del caso mismo».

Durante el desarrollo de los cuatro capítulos se puede ver y escuchar a los protagonistas del caso como el viudo Carlos Carrascosa o el fiscal Diego Molina Pico pero también a otros personajes menores que condimentaron la trama como el talentoso escritor y matemático Guillermo Martínez o la amiga íntima de María Marta, Inés Ongay.

«El caso me conmueve por varios motivos: me conmueve que haya una mujer asesinada, que el crimen no esté resuelto, eso es realmente dramático», expresó Hartmann.

ALEJANDRO HARTMANN: DIRECTOR DE CARMEL: ¿QUIEN MATO A MARIA MARTA?

UNA PREGUNTA SIN RESPUESTA.

Para el director, el documental ya parte de la base de plantearse una pregunta y no una respuesta. Atraviesa un género muy en boga, como el True Crime (o Crimen Verdadero) pero con protagonistas, nombres y contextos bien locales.

«El documental plantea una pregunta, no dice quién mató a María Marta», sostuvo el director al recordar que todos sus protagonistas «siempre se mantuvieron en sus posturas».

El director destacó que siempre es importante mantener diversos ángulos a la hora de juzgar.

«A veces cuando llego a una situación la miro con mi lupa pero cuando es apremiante me cuesta ponerla en lugar del otro y juzgarla. Mientras más capacidad tenés de ver los sucesos, de diferentes ángulos, antes de emitir un juicio, lo más probable que tu juicio sea más agudo».

PERSONAJES COLORIDOS.

En la serie, frente a las cámaras, se explayaron Carrascosa (condenado y luego absuelto), Molina Pico, los hermanos de María Marta, amigas y diversos personajes que fueron apareciendo durante el desarrollo de la historia y que llamaron la atención del equipo realizador.

Estuvieron casi todos y una de las pocas ausencias fue la de Nicolás Pachelo, ex vecino del country, actualmente en prisión.

-Hay personajes muy coloridos como las blogger defensoras de Carrascosa ¿Cómo llegaron a ellas y por qué las incorporaron?

-Ambas son personas allegadas a Carrascosa, parte de su historia, de su liberación, de su absolución. Nos pareció muy interesante mostrarlas, eran un factor que tenían importancia en el cambio y el giro narrativo del documental.

Durante la serie aparecen además periodistas que trataron el caso, como Pablo Duggan y Rolando Barbano, como así también criminólogos y filósofos.

INVESTIGACION.

-¿Cómo se elaboró la investigación y la producción?

-Fue todo un trabajo preparatorio a la hora de realizar las entrevistas. Fuimos acercándonos a los protagonistas, generando confianza, sabiendo de lo que estábamos hablando. Generamos un espacio cómodo de entrevista, con escucha atenta sin tiempos pautados. Nadie dijo nada que no quería decir.

-¿Qué te dejó el documental?

-Estamos sorprendidos con lo que nos pasa. Pero felices, sobre todo, que en Argentina un documental se haya mantenido primero, entre tantas producciones internacionales, y que en el país ya se esté hablando del género en si mismo.