El CD pide explicación del pedido para cambiar el sentido de la calle Raúl B. Díaz

La Comisión de Administrativa y Reglamentaciones del Concejo Deliberante de Santa Rosa convocará a las autoridades del hospital Lucio Molas para conocer en detalle lo argumentos por los cuales solicitaron días atrás que un tramo de la calle Raúl B. Díaz, hacia el norte de Pilcomayo, sea de sentido único y no de doble mano como en la actualidad.
Así lo confirmó ayer a este diario el concejal Marcos Cuelle (Frepam), quien preside la comisión. “Hay una preocupación por disminuir la carga de tránsito que tiene la calle Raúl B. Díaz, desde Pilcomayo hacia el norte. Realmente tiene un tránsito que hace difícil sostener la doble mano. Se están barajando alternativas pero primero queremos escuchar a las autoridades del hospital”, explicó el edil.
En su edición de la víspera, LA ARENA informó que el director del centro de salud, el médico Armando Manuel Hornos, solicitó al cuerpo deliberativo que cambie el sentido de circulación en cien metros de la arteria para permitir que el ingreso y egreso de las ambulancias al predio no se vea dificultado.
En el CD quieren una ampliación de esos argumentos, puesto que las ambulancias del servicio de emergencias no ingresan al predio por Raúl B. Díaz, sino por la calle Pilcomayo, directo a la Guardia Médica.
Raúl B. Díaz es una de las pocas calles asfaltadas por las cuales se puede acceder a los barrios ubicados al norte del hospital, como Malvinas Argentinas, Villa Germinal y Obreros de la Construcción. En el sentido contrario es la que utilizan los vecinos de esa zona para llegar al centro de la ciudad, puesto que desde el hospital en adelante, la calle adquiere sentido único en dirección a la Zona Centro.
En el gobierno de la ciudad ya está en estudio modificar el sentido de circulación de Raúl B. Díaz para hacerla de único sentido, en dirección Norte-Sur. Ese análisis incluye una discusión respecto a las alternativas para que haya un ingreso adecuado a los barrios norteños.
A su vez, la obra de construcción del nuevo hospital, ubicado en la parte posterior del Lucio Molas, implicará un replanteo futuro del ingreso y egreso de las ambulancias de emergencias, puesto que la guardia médica estará ubicada sobre la calle Aconcagua, esquina Filiberto.