Inicio La Pampa El Cine Milenium reabrió sus puertas

El Cine Milenium reabrió sus puertas

El Cine Milenium, así como todos los cines de la provincia, volvió a abrir sus puertas al público ayer. El pasado jueves 17, el Gobierno de La Pampa comunicó el alta de la suspensión de actividades para salas de cine. Este decreto sucedió al Boletín Oficial de la Nación del martes 15, que dispuso que los cines y teatros del país podían volver a abrir.

La de ayer fue la segunda reapertura del Milenium. La primera fue el 4 de febrero de este año, luego de 11 meses de cierre, y se mantuvo hasta el 1 de mayo, fecha en la que se decretó alerta epidemiológica en la provincia por la suba de casos de Covid-19.

Tanto en Santa Rosa como en General Pico, las salas reabrieron con «Cruella», una película sobre la clásica villana de Disney. Estará en el Cine Milenium hasta el miércoles 23, con una función a las 17.45 y otra a las 20.45 horas, y en el Gran Pampa de General Pico, a las 18 y a las 21.

Por el momento las carteleras tendrán una sola película, pero a partir de la próxima semana habrá nuevas opciones. «Fue una programación de emergencia, nos queríamos prender con el estreno de la semana pasada que era ‘El Conjuro 3’, muy esperado por la gente, pero no tuvimos tiempo de conseguirla porque se programa los lunes para estrenar el jueves», explicó Walter Geringer, dueño del Cine Milenium. También afirmó que esta es «una temporada alta de estrenos mundiales», que pronto se verá reflejada en la cartelera de todos los cines pampeanos.

Cines seguros.

Las salas continúan con el mismo protocolo que se implementó en la primera reapertura. «Los tres meses que tuvimos abierto se respetó a rajatabla, hemos notado que la gente se sentía segura y cuidada en el cine», expresó Geringer en entrevista con Radio Noticias.
Dentro del protocolo implementado, se prevé un aforo del 30 por ciento de la capacidad total de la sala. En el Milenium esto deja un total de 100 butacas por función, pero se espera poder ampliar ese número, dependiendo de la situación epidemiológica. Para respetar el aforo previsto se aplica el sistema de burbujas sociales, y consiste en que cuando se reservan butacas las que están alrededor quedan fuera de venta
También habrá un tiempo de 30 minutos entre funciones, para evitar aglomeraciones de gente y para ventilar y desinfectar la sala. Además de los protocolos que se aplican en todo espacio cerrado: uso de barbijos y alcohol en gel, y distanciamiento.