Inicio La Pampa El cine recupera terreno con éxito en la venta de entradas

El cine recupera terreno con éxito en la venta de entradas

TRAS EL PARATE

Las entradas se agotaron durante el fin de semana para el estreno de «Godzilla vs. Kong» en el cine Milenium de nuestra ciudad. La película de monstruos dirigida por Adam Wingard que el año pasado vio frustrada su aparición por la pandemia convocó preferentemente a «niños y adolescentes, y también algún adulto que la quería ver y aprovechó el momento para venir con los chicos. Son películas fantásticas y monumentales preparadas especialmente para disfrutar en pantalla grande y nadie espera para encontrarla en una plataforma, porque la experiencia en el cine es realmente fabulosa».
El fin de semana anterior, la exhibición de «Wonder Woman 1984» (otro título de 2020 postergado por pandemia) alcanzó también un éxito rotundo, al igual que unas semanas antes había sucedido con «Tom & Jerry». «A partir del 4 de febrero, cuando pudimos reabrir la sala, apuntamos al cine para niños, adolescentes y familias, pensando que el público que frecuentaba Amadeus tardaría un poco más en recuperar la confianza, aún cuando se cumplen todos los protocolos y medidas sanitarias» explicó Walter Geringer, propietario de Milenium. Su teoría quedaría demostrada con la película argentina «Una noche mágica» (Diego Peretti y Natalia Oreiro) que no tuvo la repercusión acostumbrada para este tipo de propuestas.

Cine con burbujas.
El protocolo para la reapertura de los cines fue habilitado el 1º de febrero y el jueves 4 comenzaron las funciones en Santa Rosa. «Al principio hubo pocos espectadores porque los títulos más convocantes estaban reservados para la apertura de cines en Capital Federal. A medida que se reabrieron salas en CABA y provincia de Buenos Aires empezaron a liberarse» las películas más taquilleras e «inmediatamente el público se volcó al cine».
Sin embargo, la mayor preocupación sigue enfocada en los protocolos y medidas preventivas. El aforo de Milenium fue reducido a la mitad (185 espectadores) y se organizan burbujas sociales de hasta seis personas, «dejando seis butacas libres adelante y atrás, y dos a los costados» para cumplir el distanciamiento. «La sala ya no se llena y tampoco podemos cubrir la cantidad permitida porque las burbujas son irregulares (entre dos y seis personas). Como máximo podemos alcanzar entre 100 y 120 espectadores» comentó.
Si bien hay una taquilla física habilitada, la mayoría adquiere su entrada por internet. «Implementamos un sistema de boletería electrónica: el espectador acude con un código, imprime su entrada y accede a la sala», que cuenta con «un sistema de butacas numeradas. La persona elige sus lugares y el sistema automáticamente arma la burbuja». También se pueden adquirir por internet «las golosinas y baldes de pochoclo, que se pueden consumir normalmente en la sala. El uso de barbijo es obligatorio hasta sentarse en la burbuja y cuando se levantan para ir al baño».
Además, ahora hay un lapso de una hora entre funciones «para impedir que se junten los espectadores y permitir las tareas de desinfección en todas las áreas y una limpieza completa del cine». Frente a la demanda para películas como «Godzilla vs. Kong» Milenium añadió una función más a las 15:15: «un horario desacostumbrado pero que tuvo mucho éxito» advirtió Walter.

Lo que viene.
El pronóstico de buenas películas continúa para las próximas semanas «con muy buen cine argentino que estará pronto en cartelera, y el ciclo de candidatas a los Oscar que prometen ser lo mejor del año, con cuatro títulos excelentes». Para la semana que viene se anuncia además un espectáculo especial, destinado a conmemorar un nuevo aniversario de la Guerra de Malvinas. «Hemos programado la exhibición del documental «Nosotras también estuvimos», dirigido por Federico Strifezzo, a quien invitamos para que esté presente durante la proyección». El cinesta, que también es fotógrafo, «tomó las imágenes de 1982, buscó a las tres enfermeras (Alicia Reynoso, Stella Maris Morales y Ana Macito) y volvió con ellas al escenario del conflicto. Encontraron que algunos refugios antibomba todavía existen después de 37 años, y allí entre anécdotas y emociones lograron un documental muy bien hecho», explicó. Según Geringer resulta «un gran testimonio y esperamos que pueda estar el director para que nos pueda contar cómo hizo este documental y responder algunas consultas». La exhibición de «Nosotras también estuvimos» está programada para el jueves 8 de abril, a las 20 horas.
La pandemia mantuvo los cines cerrados durante casi un año y por eso «resulta una alegría muy grande que vuelva la gente». Geringer admitió que «la crisis fue tremenda y nos obligó a cerrar uno de los cines (Amadeus). Mantuvimos una gran planta de personal y si no reabríamos en febrero, seguramente estaríamos alquilando la sala para otra cosa porque nuestra pyme se dedica solo al cine y todas las actividades internas, recreativas, culturales y escolares involucran la sala. La pasamos realmente muy mal pero esta reapertura nos dio un poco de aire: si con 20 personas ya estábamos absolutamente felices», concluye.

Una asociación para el cine pampeano.

Durante la pandemia un grupo de santarroseños conformó la ACP Cine, «asociación civil destinada a coordinar actividades que hacíamos desde la época del cine Don Bosco, en escuelas y barrios, para formar a los chicos como espectadores». La entidad desarrolló en 2020 «el Jueves de Cine en televisión, con una temporada en el Canal 2 de CPETV que permitió ofrecer películas elegidas en los mismos horarios que teníamos en Amadeus». La ACP Cine fue constituida «para rescatar la historia del cine en La Pampa, coordinar funciones para escuelas, crear material audiovisual y exhibir muestras y documentales», entre otras actividades.