“El Derecho Penal no frena la violencia de género”

EN GENERAL PICO SE DICTARON 157 SENTENCIAS

La fiscal Ana Laura Ruffini, de la Segunda Circunscripción Judicial de la provincia con asiento en General Pico, como integrante de la Asociación de Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de La Pampa, aseguró que “el Derecho Penal no va a frenar la violencia de género”. En el mismo sentido destacó que las condenas por delitos de género, superan a las otras sentencias de la esfera penal, como son los delitos contra la propiedad, delitos económicos o contra las personas.
Los dichos de la fiscal se hicieron luego que la secretaria de la Mujer de la provincia, Liliana Robledo, en una nota publicada por este diario el lunes, aseguró que la crisis social incrementó durante 2018 la cantidad de casos de violencia de género en La Pampa, y se lamentó porque “la mayoría de los casos terminan archivados”. Además, consideró que se debe articular el trabajo con la Justicia.
“Aumentar las penas no va a parar con la violencia de género. El Derecho Penal no frena la violencia de género, la frena la educación y los abordajes desde distintas áreas. Mientras no tengamos tratamientos de rehabilitación para agresores de género, por más que a las víctimas les hagamos tratamiento psicológicos, el agresor va a seguir golpeando a otras mujeres”, dijo Ruffini en diálogo con LA ARENA.
En este sentido marcó, que aunque las circunscripciones judiciales con asiento en General Pico y Santa Rosa son las únicas que disponen de Fiscalías Temáticas, también se trabaja en conjunto y en la misma línea, con las fiscalías de Victorica, 25 de Mayo y General Acha.

Condenas de género.
Ruffini subrayó que este año hubo 157 condenas por delitos de género en General Pico, y que son las causas que mayor resolución tienen en la provincia. “Este tipo de cuestiones tenía una cifra negra, dado que no era denunciada, y gracias a las campañas que se han hecho, las mujeres accedan más a denunciar. Junto con esto se generaron un montón de organismos que se ocupan de que la mujer esté acompañada a partir que hace la denuncia”, señaló.
“La Oficina de Atención a la Víctima tiene la función específica de acompañarla durante el proceso y en los actos en los que debe ser protagonista. Como ser en el caso de los abusos, nos dicen si los niños están en condiciones de afrontar una Cámara Gesell, y cuándo los adultos deben concurrir a una pericia psicológica, están detrás de ellos facilitándole los medios de acceso y explicándole los actos procesales a los que van a enfrentarse”, agregó.

Denuncia inicial.
Ruffini además destacó que las denuncias son recibidas en primera instancia por la Unidad de Atención Primaria (UAP), desde donde se determina si el hecho configura un delito y si la investigación desde avanzar desde la Fiscalía.
“Todo ingresa a la UAP y ese espacio hace una primera depuración, de decir esto es delito y puede llegar a un juicio o esto no, porque no hay pruebas o no se puede avanzar. Hay un principio de inocencia que solo se quiebra frente a la posibilidad de prueba y de una condena, pero cuando pasa de la UAP, pasa a las Fiscalía especializadas de Género y Delito Familiar”, aseguró.
“Cuando se interpretan estadísticas se debe saber cómo funciona el sistema, porque el archivo que se realiza en la UAP tiene que ver con que podés no tener pruebas, con que puede no ser delito y puede que la mujer no quiera continuar con la causa después de que se instó. Se debe evaluar si la mujer está influenciada o en un contexto de vulnerabilidad, porque si es así, el Estado puede seguir investigando. Al analizar los archivos uno tiene que ver estas cuestiones y no quedarse en la fría estadística de que de mil denuncias pasaron 300”, indicó.
“La mayor cantidad de fiscales tanto en Pico como en Santa Rosa, son de Género, y los mayores recursos de la Procuración están puestos en la Fiscalía de Género, y hay capacitaciones durante todo el año. No creo que en los pasillos haya víctimas pidiendo justicia. Son tratadas con dignidad, son atendidas en oficinas particulares con el debido respeto que merecen, pero el derecho penal no va a solucionar la violencia de género, porque somos el último eslabón de una cadena que se corta. Intervenimos cuando el delito ya se produjo, y donde falló la prevención, interviene el derecho penal, pero no para hacer justicia restaurativa, porque ya la mujer estuvo golpeada, porque ya fue violada o porque ya el niño fue vulnerado en sus derechos”, agregó.

Juicio abreviado.
La representante del Ministerio Público Fiscal de General Pico, quien integra la Fiscalía Temática de Género, destacó al juicio abreviado como una respuesta rápida y efectiva a la denuncia instada por la mujer, dado que supone por parte del acusado, el reconocimiento del hecho y la aceptación de una condena.
“Las mujeres no pueden venir a buscar soluciones porque una condena no es solución a su derrotero de vivir una vida de violencia. En algunos casos corta el vínculo con el agresor. Las salidas que el Derecho Penal tiene, son el juicio abreviado o el juicio común, que es el debate oral y público. El abreviado no debe ser visto como un beneficio para el imputado, porque comprende el reconocimiento del hecho por parte del acusado y asume una condena, que puede ser en suspenso y en otros casos efectiva”, sostuvo.
“El debate oral y público, para muchas puede ser reconfortante porque pueden decirle a un tercero que es lo que les pasó, y para otras significa volver a tener que recordar todo lo atravesado y esa instancia muchas veces les resulta dolorosa y es una etapa de retractación, donde la víctima sabe que con lo que declare va a quedar condenado”, sostuvo.
Por último, la fiscala piquense, remarcó que las causas “se trabajan y se escucha a las víctimas” de violencia de género.
“Cuando vamos a un abreviado el juez se entrevista con la víctima y le pregunta si está de acuerdo. El juez cuenta con esta opinión y cuando una víctima da una opinión negativa, en la mayoría de los casos los jueces rechazan los abreviados para mejor conocimiento de la causa, y así dan garantías de que a la víctima se la escucha”, finalizó.