viernes, 18 septiembre 2020
Inicio La Pampa El dique que puede salvar la zona de Corfo

El dique que puede salvar la zona de Corfo

AHORRARIA MILLONES DE METROS CUBICOS DE AGUA DEL RIO COLORADO

Los meses de enero y febrero de este año han sido los peores desde que se tienen registros sistemáticos de caudales en el río Colorado. «Nunca tuvimos un enero ni un febrero como el de 2020», afirmó el secretario de Recursos Hídricos de La Pampa, Néstor Lastiri, advirtiendo que las expectativas son muy poco alentadoras. La semana pasada, La Pampa apoyó el pedido de Buenos Aires de avanzar con un nuevo dique, llamado Paso Alsina y que se emplazaría cerca del Meridiano V.
«El río Colorado tiene más de 100 años de mediciones, y nunca tuvimos un enero ni un febrero como lo que tuvimos en 2020», afirmó el secretario en una visita a La Parte y el Todo, el programa de análisis político de CPEtv. «La situación es peor si vemos que esto se viene repitiendo desde hace 10 años, no con esta intensidad ni con esta bajante, pero sí que se viene dando una disminución importante, que es lo que da en llamar en crisis hídrica».
El problema tiene varias derivaciones y complicaciones, la peor de ellas es que «no hay pronóstico ni algo cercano que podamos decir o que sirva para predecir qué va a pasar», sostuvo. «Nadie sabe qué va a pasar, no hay informes serios ni nada disponible».
Años anteriores, para el mes de marzo y había un pronóstico respecto al semestre entrante, algo que no existe en este momento y que genera mucha incertidumbre. «Esto hace que la situación y las expectativas sean aún peores», reflexionó.
-¿Cuándo va a poder recuperarse el embalse de Casa de Piedra?
-Estamos en la baja más grande. El 6 de febrero pasamos la mínima del 2014, y desde ahí hasta acá, sigue bajando, y venía bajando hasta ahora, que se bajaron las erogaciones hasta tener un caudal ambiental de 20 metros cúbicos, que va a ocurrir mañana (por hoy). Esto permitirá que disminuya la pendiente de descenso del lago, que deje de ser tan pronunciada, pero con los caudales de (la estación de medición de) Buta Ranquil, que también van en descenso, más las pérdidas por infiltración y evaporación, que son importantes, son más del 10 por ciento del caudal que escurre en el río, hace que se pueda equilibrar a lo mejor la pendiente, porque ahora van a venir caudales magros de aguas arriba también.
-¿Algo va a levantar?
-Hasta por ahí, porque si el caudal sigue bajando un poquito, menos el 10 por ciento y los consumos que hay, como agua potable, y algunas cuestiones de riego…
-¿Qué va a pasar con el riego en 25 de Mayo y el consumo de agua potable?
-25 de Mayo puede seguir regando hasta el 15 de abril. Pero vamos a ver cómo se presenta desde Buta Ranquil hasta Casa de Piedra. En 25 de Mayo el agua potable se abastece a través de drenes, desde el subálveo del río, no es una toma directa, no es superficial.
-¿Puede llegar a faltar agua para el Acueducto del Río Colorado?
-No.
-¿A cuánto tendría que bajar el río?
-Prácticamente a cero, tendría que secarse el río. No tener 40 metros cúbicos como tiene en Buta Ranquil, sino no tener nada. De los teóricos 147 metros cúbicos por segundo con que se hizo el Programa Unico de Distribución de Caudales, hoy se llega solo al 60 por ciento. Si fueran 100 metros cúbicos, 92 serían para riego, 2 por ciento para agua potable, de toda la cuenca, y 2 por ciento para uso de la industria y de la actividad petrolera. Tenemos un uso de casi el 95 por ciento del río. Obviamente que también están establecidas las prioridades de uso, en que el uso número es el agua potable y el segundo, el riego.

Corfo, la más complicada.
La jurisdicción que a priori aparece como más complicada por la crisis actual y su eventual continuidad, es la provincia de Buenos Aires, con su enorme área productiva bajo riego agrupada en la Corporación de Fomento del Valle Inferior del Río Colorado (Corfo).
Esta región tuvo un gran crecimiento en su superficie regada en los años anteriores, llegó a tener 150.000 hectáreas en producción, en razón tanto de años de caudales abundantes pero también del manejo del agua que se hizo desde Casa de Piedra.
En cuanto al agua, la situación actual está en otro extremo y este año solo se cultivaron 70.000 hectáreas. «Venimos de un período totalmente rico a un período totalmente seco», graficó Lastiri.
Pese a ello, la posición de la Corporación es que antes o después el panorama va a cambiar y que, además, la represa Portezuelo del Viento, en provincia de Mendoza, será un elemento favorable para el manejo del agua.
En el período anterior, el delegado de Buenos Aires ante el comité de cuenca del río Colorado, Coirco, había sido designado por la entonces gobernadora María Eugenia Vidal, aunque pocas veces concurría a los encuentros. Quién si lo hacía era el delegado alterno, Marcos Aragón, nombrado por los productores de Corfo. En esta gestión, el delegado titular cambió pero Aragón sigue como alterno.
«Si bien Aragón cambió de opinión, porque es patético sostener la idea de hacer una presa en un río que no tiene agua, sigue sosteniendo el viejo acuerdo de que hay que hacer Portezuelo del Viento porque está incluido en el Tratado (del Río Colorado de 1976) y porque va a hacer mayor regulación para poder regar más», comentó Lastiri.
«Como primacía para tener el riego tienen que tener la hipótesis de mayor una regulación para poder aplicar el agua a la zona. Ese poder de negación los hace ver ese río de 147 metros cúbicos por segundo que tuvo en algún momento, para poder sostener esta situación».

Un nuevo dique.
En este punto, Lastiri comentó que en la reunión de Coirco de la semana pasada, la delegación bonaerense activó el proyecto para construir un nuevo dique sobre el cauce del río Colorado, en este caso a poca distancia del límite con la provincia de La Pampa. Se trata de un dique derivador conocido como Paso Alsina, que permitirá hacer un uso más eficiente del agua del río.
Buenos Aires propuso incorporar el tema en la próximo reunión de Gobernadores de la Cuenca, moción que La Pampa apoyó de inmediato.
«Es un dique derivador para la zona de riego que va a estar en el límite entre Buenos Aires y La Pampa, sobre el Meridiano V», precisó el secretario pampeano.