Inicio La Pampa El eclipse afectó la generación solar

El eclipse afectó la generación solar

ACTIVARON CENTRALES ELECTRICAS

El lunes 14 de diciembre de 2020 ocurrió un eclipse total de Sol que se vio en gran parte del centro de Argentina. Para muchos fue un evento astronómico único, que algunos lugares turísticos de Río Negro convirtieron en una oportunidad de negocio. Sin embargo, los que perdieron fueron los generadores eléctricos, que durante varias horas perdieron su materia prima. Las grandes centrales hidroeléctricas de Neuquén y Río Negro compensaron el faltante.
El ocultamiento del disco solar por parte de la Luna produjo una disminución del 50 por ciento en la generación fotovoltaica. Las represas de Piedra del Aguila y El Chocón aportaron el faltante de 343 megavatios.
El eclipse del 14 de diciembre tuvo su momento de cobertura total -cuando el Sol queda totalmente tapado por la Luna- sobre las 13.17 y duró unos 2 minutos. Aunque el lapso es breve, el horario es un momento de generación pico de las fuentes solares, y también una hora pico de demanda.
El eclipse total ocurrió en una franja que cruzó el centro de la provincia de Río Negro. A partir de allí, hacia el norte y hacia el sur, la cobertura fue parcial, disminuyendo cuanto más lejos de la provincia patagónica. En La Pampa -que no tiene fuentes de generación solar- la cobertura osciló entre un 97 por ciento en la localidad de La Adela, y un 78 en el límite con Córdoba.
El fenómeno astronómico obligó a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista de la Energía Sociedad Anónima (Cammesa) a buscar antecedentes en otros países para planificar el despacho de energía entre las 11 y las 15 de ese día, aproximadamente.
«Durante las horas en que la Luna tapó al Sol y provocó un eclipse solar sobre la Tierra, en particular oscureciendo gran parte de la Argentina, los paneles fotovoltaicos de los parques solares redujeron la generación energética cerca de un 50 por ciento», informó el portal especializado EconoJournal.

Desbalance.
En total, fueron 343 megavatios que los parques solares no produjeron por el eclipse -la producción fotovoltaica cayó de 710 MW a 367 MW-) y que fueron reemplazados por generación hidroeléctrica como las represas Piedra del Águila y El Chocón.
Los pronósticos de Cammesa fueron la clave para cubrir el desbalance registrado en el segmento solar. «El eclipse fue una situación bastante particular, pero pudimos seguirlo adecuadamente. Los pronósticos que manejábamos fueron acertados porque previeron lo que terminó sucediendo», explicaron a Econojournal allegados a Cammesa, que previamente sabía que la generación de los paneles solares iba a tener una caída cercana al 50 por ciento.
«Fue un gran logro que el pronóstico previo haya coincidido con lo que provocó el eclipse realmente en los parques solares», destacaron desde Cammesa. El margen de error de las previsiones de Cammesa se ubicó en los parámetros de países con mucha experiencia en el despacho de renovables. «Las variaciones entre lo que proyectamos y lo que termina sucediendo ya son del orden de las que registran países como España, Alemania, Italia y Estados Unidos con los parques solares de California y Texas», describieron desde la compañía.

Un hito.
Durante el año pasado y por primera vez, la generación renovable en Alemania fue superior a la de combustibles fósiles. Cabe señalar que ese país tiene una alta proporción de generación en base a carbón, que resulta cada vez menos rentable, desde lo económico y desde lo ambiental.
La producción de energía renovable en Alemania aumentó en 2020 y superó por primera vez a la generación a partir de carbón, gas natural y petróleo, según muestran los datos del grupo de expertos Agora Energiewende, citados por el portal EconoJournal. La recesión económica provocada por la pandemia de coronavirus redujo el consumo general de carbón, petróleo y gas, y fue el principal impulsor de una caída del 10 por en las emisiones de gases de efecto invernadero el año pasado.
Según los datos, la energía eólica por sí sola produce más electricidad que las plantas de lignito y hulla del país. En general, las energías renovables produjeron el 45 por ciento de la electricidad de Alemania, ya que la disminución del consumo impulsada por la pandemia y la energía de gas más barata «anunciaron el fin del carbón», afirmó el grupo de expertos.
La caída de la producción de energía convencional se produce en gran medida a expensas de la generación de energía a base de carbón.