Inicio La Pampa El escritor Walter Cazenave pidió cambios en la Circunvalación

El escritor Walter Cazenave pidió cambios en la Circunvalación

El escritor e investigador Walter Cazenave utilizó ayer a la Banca del Vecino en la primera sesión del Concejo Deliberante de Santa Rosa para reclamar por diversas condiciones de peligrosidad de la avenida Circunvalación. Se quejó por la alta velocidad de los vehículos, la falta de cruces y los camiones que transportan materiales inflamables.
En su alocución planteó ante los concejales que «algún urbanista, a mi juicio trasnochado, decidió levantar el muro divisorio entre las dos manos de la avenida» y «el ruido, al no tener expansión rebota y se incrementó en un grado terrible». Apuntó que es «fácilmente comprobable con un decibelímetro» porque «supera los márgenes capaces de la audición humana».
Sobre los cruces de la avenida, dijo: «No sé quién la diseñó, pero me parece que es absurdo que tenga cruces cada 400 metros o más. Eso obliga a quienes deben cruzar la avenida, diríamos en criollo, a bolear la pierna. Son varias decenas de personas las que lo hacen y son muchos los que se caen, especialmente personas de edad».
Además, Cazenave contó que «algunos de ellos ni siquiera esperan a que pasen los coches, por lo cual, cuando han traspasado el muro quedan pegados a él y los coches pasan muy, muy cerca. Las caídas son frecuentes, no son extrañas, las he presenciado y una simple aplicación de la ley de probabilidades nos está indicando que en algún momento va a haber un accidente grave. De hecho en el tránsito vehicular ya los hubo, por la misma causa, incluso con muertes».

«Grave».
Por otro lado, Cazenave se refirió como un aspecto «más grave» a la disposición de los semáforos que «regulan» el tránsito en la Circunvalación. «Basta que abra uno, por ejemplo el de Pueyrredón y la avenida, para que todos los vehículos se precipiten a velocidades excesivas para llegar o no a tiempo al próximo semáforo que se ubica en las inmediaciones del Casino», explicó.
«Una mención aparte merecen los camiones. Vehículos de 20, 30 y 40 toneladas que transitan a toda velocidad», sostuvo y lo fundamentó: «Personalmente medí frente a mi casa 20 metros y con un cronómetro tomé el tiempo que transitaban en hacerlo. Quedé asombrado y asustado: un camión de 40 toneladas llegó a transitar a 108 kilómetros por hora» con lo cual estimó que necesitaría para frenar de manera más o menos adecuada «alrededor de 100 metros».
Por último, advirtió otro aspecto peligroso porque por esa zona transitan cada día «una media docena» de camiones tanque transportando materiales inflamables. «Son un peligro potencial. Años atrás estuve haciendo unos cursos de perfeccionamiento en España. Mientras yo estuve, un camión que transitaba por un área de poblamiento muy similar al que estoy citando, explotó. Nunca se supieron bien las causas, pero sí lo que se supo es que por la explosión se produjeron alrededor de 300 muertes. Ante la circunstancia me temo que queda abierta esa posibilidad».