Inicio La Pampa El espionaje a LA ARENA en los años de Tierno

El espionaje a LA ARENA en los años de Tierno

ANTECEDENTES DE VIEJA MAÑA

El ex ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, quedó envuelto en la trama de espionaje ilegal macrista por ser quien trajo al espía Alan Ruiz a La Pampa, durante su paso por la cartera.
En los últimos días, las páginas de este diario dieron cuenta de diversas versiones que, con distintos detalles, apuntan a un mismo lugar: Ruiz llegó a La Pampa para hacer la Inteligencia de Tierno. Según los entrevistados, espió a «todos» los empleados e intentó hacerlo con el entonces gobernador, Carlos Verna.
Sin embargo, uno de los antecedentes más antiguos que involucra a Tierno y el espionaje data de febrero de 2008, cuando se comprobó que en su gestión se espiaron los mails de un periodista de LA ARENA. El escándalo salió a la luz en medio de un clima local convulsionado por la polémica, y muy cuestionada, gestión que estaba llevando adelante Tierno al frente de la Municipalidad de Santa Rosa.
El afectado de las maniobras de espionaje fue un periodista de LA ARNA que tanto ahora como en aquellos años cubre las actividades del Concejo Deliberante de la capital provincial.

Copia de los mails.
El trabajador de prensa se enteró de la forma más inesperada. Una tarde del mes de febrero, estaba sentado en la redacción. En un momento determinado, un hombre se presentó en el edificio y le acercó las pruebas que revelaban el espionaje que presuntamente llevaba a cabo un funcionario del cuerpo legislativo, que a su vez se trataba de uno de los «más cercanos colaboradores» del por entonces jefe comunal.
Los documentos entregados eran impresiones de los mails que había intercambiado el periodista con concejales. Eran dos correos electrónicos enviados desde los bloques opositores del Concejo Deliberante al correo del periodista.
Además, le aportaron una hoja impresa con la clave de su casilla de correo. «Es una clave de seis dígitos que sólo yo conocía y los mails efectivamente los había recibido. Uno de ellos era de un concejal actual y otro de un ex concejal», dijo en aquel entonces el periodista.

Escándalo nacional.
La conflictividad social por la gestión de Tierno ya había ganado lugar en la prensa argentina, pero el caso de los mails del periodista se convirtió en un escándalo nacional. «Lo que terminó de convencer a esta redacción del espionaje es que también se revela allí la contraseña del correo electrónico que el periodista de este diario utiliza para recibir información del Concejo Deliberante», dijo a La Nación el entonces jefe de redacción de La Arena, Leonardo Santesteban.

Repudio.
Por otro lado, el repudio llegó del Foro de Periodismo Argentino (Fopea), que manifestó «su preocupación por el caso de espionaje denunciado por el periodista sobre comunicaciones electrónicas mantenidas con integrantes del Concejo Deliberante».
«No solo resulta inadmisible el aparente espionaje de correos electrónicos desde oficinas públicas, sino además el hecho de que las máximas autoridades de la ciudad no muestren una actitud decidida para esclarecer el hecho», agregaron.
Esto se debe a que en aquel entonces intentaron comunicarse «con el presidente del Concejo Deliberante de Santa Rosa, Daniel Lasa, quien no quiso opinar telefónicamente sobre el tema y sólo deslizó que lo único que sabe es ‘lo que salió publicado en los medios’. El funcionario informó que desde el sector informático de la dependencia oficial le dijeron que ‘no pasa nada’.
«Por otra parte, al intentar obtener una declaración del intendente de la ciudad, Juan Carlos Tierno, su secretario privado, Carlos Amoroso, dijo que el alcalde no disponía de tiempo para atender a la prensa ya que estaba ocupado en otros temas», indicaron.