Inicio La Pampa "El estudio permite empoderarte"

«El estudio permite empoderarte»

La Escuela 1 de Adultos «Prof. Honorio Romero» de Santa Rosa existe desde 1948 y forma parte de la Dirección de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos. Es una unidad pedagógica que tiene educación primaria y secundaria completas. Trabajan con modalidad presencial y a través de un departamento de distancia, que es el que ha predominado durante el contexto actual.
Desde 2018 cuenta con múltiples extensiones áulicas. Además de su sede central en la calle Unanue al 1990, cuentan con otras unidades en Santa Rosa: en el barrio Los Hornos, en la sede de Fundalhum del barrio San José Obreros, en la sede de la CGT ubicada en el centro, y en las Escuela Primaria 219 y 255. También dan clases a través de docentes facilitadores en otras localidades, como Anguil, La Adela, Lonquimay y Uriburu.
Actualmente, tienen alrededor de 500 estudiantes contando todas las extensiones, tanto en los niveles primario como secundario. La inscripción se encuentra abierta durante todo el año, para que cualquier persona que desee finalizar sus estudios pueda hacerlo.
Valeria March, la directora de la Escuela de Adultos, explicó que «para cursar el secundario se pueden inscribir personas con 18 años cumplidos; en cambio para el nivel primario, a partir de los 14 años se les permite inscribirse».
Hay inscriptos e inscriptas de todas las edades y con las más diversas trayectorias. Desde la Educación Permanente para Jóvenes y Adultos, también se trabaja con personas en contextos de encierro. Ese fue el caso de Nicolás, quien estuvo detenido en la Unidad Nº 4 de Santa Rosa. Durante el tiempo en que estuvo allí finalizó la escuela primaria y cuando salió en libertad, decidió iniciar los trámites para continuar con sus estudios a través de la Escuela de Adultos. Hace pocos días concurrió por última vez a la escuela, a recibir el analítico que certifica su título de educación secundaria.

Estudiar en pandemia.
La pandemia de Covid-19 significó un enorme desafío para todos los niveles educativos, y para toda la comunidad educativa por igual. March asumió la dirección de la Escuela en marzo del 2020, a pocos días de que iniciara la cuarentena estricta. «Todo lo administrativo, al no estar en el establecimiento, se complica. Tuvimos que trasladarnos a casa con lo poquito que teníamos porque no podíamos volver a las escuelas, eso fue lo más complejo», explicó.
El otro gran desafío fue la adaptación a la virtualidad, especialmente para los estudiantes de mayor edad. «No es fácil con una persona grande como yo, que no tenemos tanto conocimiento de la tecnología. Somos más de presentar los trabajos a la vieja escuela, de puño y letra. Durante este tiempo los mandaba por Whatsapp con una foto de la hoja de la carpeta», contó Laura, una acompañante terapéutica de 55 años que trabaja en Educación especial y durante la cuarentena terminó el secundario.

Una oportunidad.
A pesar de las complicaciones, este contexto también fue una oportunidad para muchas personas de poder terminar sus estudios. «La pandemia me sirvió para terminar, para hacer esos años del secundario que me faltaban», también contó Laura. «Ahora que se habla tanto del empoderamiento, lo mejor que tienen las personas para empoderarse es estudiar, porque podés reclamar con fundamentos, y con falta de conocimiento no lo podés hacer».
También es el caso de Vanesa, una madre que fue a inscribir a su hija en el colegio República Argentina, en cuyo edificio funciona la Escuela de Adultos, y también terminaron inscribiéndose ella y su madre. «Pasé un día por la puerta porque la quería anotar en el colegio para que empiece la secundaria, y me anoté también yo. Mi mamá, que tiene 72 años, me dice ‘yo también quiero hacerlo, vamos a aprovechar la pandemia que estamos encerradas y empezamos’, y arrancó a estudiar este año», contó.
Desde el colegio y a través de todos los docentes, hay un acompañamiento constante y se brinda a los estudiantes todas las posibilidades para que puedan continuar con sus estudios. Tienen clases por Zoom, realizan consultas a sus profesores por Whatsapp o llamados telefónicos, pueden retirar sus materiales impresos en las sedes e incluso hay profesoras que tipean los trabajos para entregarlos a sus alumnos.
Tanto docentes como no docentes advierten esta necesidad de acompañar las trayectorias de los alumnos. «Cada vez que la escuela está abierta, la cantidad de alumnos que se acercan a preguntar y que desean terminar los estudios es muchísima», afirmó la directora. Quienes quieran mayor información para finalizar sus estudios primarios o secundarios pueden comunicarse a 2954572000 y 2954770455, o través de adultos1@lapampa.edu.ar