Inicio La Pampa El Frente de Todos arrasó en La Pampa

El Frente de Todos arrasó en La Pampa

LA PROVINCIA RATIFICO EL APOYO HACIA LA FORMULA FERNANDEZ-FERNANDEZ

Los candidatos que integran la fórmula presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, ratificaron en La Pampa la contundente victoria obtenida en las PASO y se impusieron con el 50,04 por ciento de los votos por sobre la lista que encabezaban el actual presidente Mauricio Macri y Miguel Angel Pichetto, que mejoró su actuación pero no logró dar el «batacazo»: obtuvo un 37,72 por ciento de los sufragios.
Un fuerte respaldo. Así se definió la victoria de ayer del Frente de Todos en la provincia de La Pampa por sobre Juntos por el Cambio, donde la fórmula Fernández-Fernández sacó más de 12 puntos de diferencia al binomio Macri-Pichetto.
La crisis económica y social, que se acentuó en este último año y a la cual La Pampa no pudo escapar, explica en gran medida el por qué del gran rechazo de la población hacia la gestión del todavía mandatario al frente de la Casa Rosada. Los datos son contundentes: casi siete de cada tres pampeanos le dijeron «basta» al modelo de gobierno implementado por el Gobierno de Cambiemos desde su arribo en 2015.
De esta manera, los pampeanos y pampeanas volvieron a mostrar su compromiso con el espacio que nucleó a las diversas corrientes del peronismo, lo que se connota como una fuerte crítica a lo hecho por Cambiemos en estos últimos cuatro años. Sin embargo, es de destacar que el oficialismo nacional pudo mejorar la performance hecha en agosto pasado.
En la categoría de diputados nacional -se elegían dos bancas en La Pampa- el resultado confirmó lo vaticinado en las elecciones de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO): Hernán Pérez Araujo (Frente de Todos) y a Martín Berhongaray (Juntos por el Cambio) serán los futuros legisladores nacionales.

Datos oficiales.
En una jornada tranquila y sin mayores incidentes, el nivel de votantes de la jornada fue bastante alto, mayor a las PASO y que a nivel nacional: un 81,23 por ciento. De esta manera, 277.577 pampeanos y pampeanas -de los 287.284 electores habilitados- se acercaron a las escuelas de toda la provincia para elegir presidente, vicepresidente y los dos escaños para la Cámara de Diputados.
Con el 96,76% por ciento de las mesas escrutadas en La Pampa, la fórmula Fernández-Fernández alcanzó el
50,04% de los votos (111.194), mientras que la lista del actual presidente tuvo el 37,72% de los sufragios (83.825), lo que significó que nuestra provincia tampoco escapó a la fuerte polarización entre las dos principales fuerzas políticas.
Poniendo sobre la mesa los resultados provenientes del recuento final de las PASO 2019, se puede observar que ambos espacios lograron aumentar el caudal de votos. Hace dos meses, Fernández-Fernández tuvo 107.184 (49,51%), es decir, tomando en cuenta los resultados provisorios crecieron en 4010 votos. Mientras que el binomio oficialista, Macri-Pichetto, pasó de los 69.190 (31,96%) a sumar 14.635 sufragios a esta elección.
Muy por detrás quedaron los precandidatos a presidente Roberto Lavagna (Consenso Federal) 6,60%, Nicolás del Caño (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) 2,05%, Juan Gómez Centurión (NOS) 2,03% y José Luis Espert (Despertar) 1,52%.

No hubo sorpresa.
Para ocupar los lugares que dejarán vacantes Sergio Ziliotto (PJ) y Daniel Kroneberger (Cambiemos) en la Cámara baja, los resultados confirmaron lo sucedido en las PASO: Hernán Pérez Araujo (Frente de Todos) y a Martín Berhongaray (Juntos por el Cambio) ocuparán esos dos escaños el próximo 10 de diciembre. Pese a los esfuerzos del PJ, Carmina Besga no pudo acompañar al actual procurador de General Rentas.
Escrutadas 837 mesas de las 865 distribuidas en la provincia, daban 109.872 votos para la fórmula Pérez Araujo-Besga (51,57%), 84.053 votos para el binomio Berhongaray-Adriana Leher (39,45%), 14.122 sufragios para Luis Solana- Marina Vanini (6,62%) y Claudia Lupardo-Leonel Sepúlveda, con 4995 votos (2,34%)
En torno al caudal de votos, el diputado provincial Martín Berhongaray hasta el próximo diciembre, mejoró el desempeño electoral realizado en agosto. El futuro legislador radical en la Cámara creció -tomando como referencia los datos del escrutinio definitivo- en más de 14 mil votos: pasó de 70.222 a 84.053.
Del lado del Frente de Todos, también se notó un aumento de sufragios aunque no tan marcado como Juntos por el Cambio: obtuvo 109.872 sufragios contra los 106.620 contabilizados en el escrutinio definitivo de las PASO. Es decir, crecieron en 3252 papeletas.

Pico dio la nota.
En las dos ciudades más importantes de la provincia, la situación eleccionaria marcó dos puntos opuestos. Por un lado, en la capital pampeana el Frente de Todos logró ratificar la contundente brecha de más de 20 puntos obtenida en las PASO: 55,34 por ciento a 35,06 por ciento, a favor de la boleta que encabezaba Alberto Fernández, mientras que la sorpresa vino de la localidad de General Pico, donde el binomio Macri-Pichetto pudo achicar sustancialmente la distancia de más de 12 a casi 4 puntos (46,88% a 43,05%) respecto a agosto.
Esto generó el enojo del gobernador Carlos Verna que, tras conocer los resultados, resumió que lo hecho en la ciudad norteña fue «una muy mala elección del Frente de Todos en Pico». Sin embargo, saludó y felicitó a la militancia santarroseña por haber ratificado los resultados logrados en agosto pasado.