Inicio La Pampa El fuerte viento causó destrozos en el norte

El fuerte viento causó destrozos en el norte

INGENIERO LUIGGI OTRA VEZ AFECTADA

REALICO – Una fuerte tormenta de viento, con ráfagas que superaron los 70 kilómetros por hora, se abatió en las vísperas de Noche Buena en el norte provincial. Una de las localidades más afectadas nuevamente fue Ingeniero Luiggi. En Realicó las autoridades comunales y la policía tuvieron que arriar la Bandera Argentina del mástil ubicado frente a la comuna. La base de cemento sufrió severos daños. Además varios vecinos celebraron la Navidad sin energía eléctrica. El corto se prolongó por poco más de media hora.
La tormenta de viento llegó pasada las 19 del martes y se extendió hasta la madrugada de ayer, dejando un registro de lluvia de tan solo 14 milímetros en esta localidad.
El intenso viento provocó en Realicó que la base del mástil ubicado frente a la municipalidad local sufriera severos daños. La estructura metálica que soporta la bandera, a más de 10 metros de altura comenzó la balancearse hacia distintos puntos lo que podía ocasionar la caída, generando severos daños.
Un remisero que pasó por calle España alertó a la policía que a pocos minutos junto a un inspector municipal arriaron la bandera para evitar mayores daños.
El paño celeste y blanco que fue reemplazado el último día de gestión del Gobierno de Roxana Lercari, fue guardado en la comuna. Ahora las nuevas autoridades tendrán que reparar la base para ver flamear nuevamente la bandera nacional en el centro del pueblo.
Por su parte, personal de la Cooperativa de Electricidad local tuvo que trabajar durante varias horas, previo a la llegada de la Navidad, y luego en la madrugada para restablecer el servicio de energía en diversos varios. El fuerte viento provocó la caída de lagunas importantes ramas y el corte de cables. Los barrios más afectados fueron los que están ubicado al este de la avenida Mullally.

Daños en Luiggi.
En Luiggi la tormenta nuevamente generó problemas a los vecinos como corte del suministro eléctrico, voladura de techos, postes de telefonía, entre otros daños. Las ráfagas de vientos superaron los 70 kilómetros por hora.
En esta localidad y según el relato de los vecinos el viento llegó minutos antes de las 19 del martes. El Servicio Meteorológico Nacional ya había alertado de estas tormentas.
Personal de la cooperativa, bomberos voluntarios y personal municipal tuvieron que trabajar intensamente en la remoción de los árboles caídos, postes, cables, entre otros elementos.