Inicio La Pampa "El gobernador está acompañado"

«El gobernador está acompañado»

FUERTE RESPALDO DE INTENTENDES A LA GESTION SANITARIA EN PROVINCIA

Los intendentes e intendentas de las 80 localidades de la provincia manifestaron su apoyo total a la unificación de las restricciones de circulación horaria y suspensión de encuentros sociales que comunicó el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, en la tarde del miércoles. «Compartimos las decisiones porque creemos que la solución es siempre colectiva», dijo el intendente de Santa Rosa, Luciano di Nápoli.
Un día después que todos los jefes comunales de la provincia mantuvieron un encuentro virtual con el mandatario pampeano con el objetivo de intercambiar pareceres y establecer líneas de accion para atenuar el impacto de la segunda ola de contagios, Di Nápoli sostuvo que «apoyamos las medidas porque estamos preocupados».
«Hablé con colegas de distintos puntos de la provincia y me manifestaban mucha preocupación porque mas allá de la situación de Santa Rosa donde se venia viendo el crecimiento de casos, eso ha comenzado a pasar en el interior donde han crecido los casos».
En declaraciones a Radio Noticias, Di Nápoli destacó que el apoyo se haya reflejado a través de una solicitada firmada por la totalidad de los intendentes porque indica que «apoyamos al gobernador, a Salud, a los médicos y a enfermeros y enfermeras, quienes ponen el cuerpo en esta pandemia». En tanto, instó a «seguir cuidándonos» y expresó: «La medida durará hasta fin de mes en principio y después durará un poquito más. Veremos el paso a paso pero tenemos que seguir cuidándonos».

«Nos perjudica».
Mientras que en la provincia hay un apoyo manifiesto a las medidas restrictivas para disminuir el avance de los contagios, desde la semana pasada el debate a nivel nacional pasa por la decisión del jefe de gobierno de CABA, Horacio Rodríguez Larreta, de abrir las escuelas pese a que un DNU firmado por el presidente Alberto Fernández lo impide.
Consultado por la diferencia entre ambas situaciones, Di Nápoli manifestó: «Veo con mucha preocupación lo que pasa en la Capital Federal que termina desoyendo fallos judiciales y las medidas de un Ministerio de Salud nacional. Eso es algo que nos termina perjudicando al resto de las ciudades del país que estamos permanentemente en contacto con la Ciudad de Buenos Aires».
Y cerró: «Tenemos que entender que nadie se salva solo, que la solución es siempre colectiva y que por eso vamos a intentar todos juntos salir de esto. Pero hay que ser prudentes y responsables desde el lugar que se ocupa y de lo que puede provocar una decisión errónea en este contexto».

«Relación fluida».
En el mismo sentido se manifestó la intendenta de General Pico, otra de las ciudades más complicadas en relación a los casos de coronavirus. Consultada por Radio Noticias, sostuvo: «Comparto lo que decía el gobernador cuando hablaba de la onda expansiva que se inicia en la Ciudad de Buenos Aires y rápidamente llega a nosotros».
La intendenta de la ciudad norteña aseguró que eso sucede porque «tenemos una relación más fluida de lo que pensamos con el oeste de Buenos Aires, más importante de lo que uno dimensiona», algo que «sumado al fin de semana de pascuas, generó complicaciones que hoy estamos viendo y por las que se tuvieron que tomar medidas».
Alonso, al igual que sus colegas del resto de la provincia, expresó con firmeza su apoyo a las medidas anunciadas. «Venimos con un número sostenido de contagios que en General Pico no ha tenido bajas sino que se incrementó. Esa situación nos lleva a acompañar y a pedirle al gobernador las restricciones que necesitamos para ponerle freno al avance de los contagios», manifestó.
Según dijo la intendenta, es necesario dimensionar que en la localidad que gobierna no sólo hay que garantizar la atención sanitaria a sus habitantes, sino que de esa dependen las localidades cercanas. «Tenemos que pensar que en la ciudad no solo atendemos a nuestros habitantes sino que hoy recepcionamos a todas las personas de la zona norte de la provincia. Seguiremos apostando entonces a ponerle freno a la ola de contagios y que sea más llevadera», concluyó.