Inicio La Pampa El gobierno compensará a las cooperativas si hay pérdidas

El gobierno compensará a las cooperativas si hay pérdidas

TARIFAS CONGELADAS

El secretario de Energía y Minería, Matías Toso, afirmó que es están «estudiando medidas» para que el congelamiento de las tarifas «no genere desfasajes que compliquen el servicio». El funcionario afirmó que «algunos costos de las distribuidoras se van incrementando y eso es lo que va a absorber el Estado».
Toso explicó que desde el Gobierno provincial se resolvió «acompañar estas medidas nacionales de emergencia, que han sido conocidas a través de la ley y la promulgación de la misma», y ratificó que La Pampa manifestó su «acompañamiento en todos los aspectos que tiene que ver con la emergencia», entre las cuales se encuentra «la cuestión energética».
En ese marco, se definió congelar las tarifas para los usuarios pampeanos por un lapso de 180 días, hasta el 30 de junio de 2020.
Consultado sobre el impacto económico de esta medida, precisó que «las tarifas de compra y de venta van a estar congeladas. Acá es donde aparece el esfuerzo compartido, porque hay algunos costos de las distribuidoras que se van incrementando, que no tienen que ver específicamente con el cargo por la compra de energía, sino con otras cuestiones estructurales».
Ante esto, indicó que desde el Ejecutivo provincial están «estudiando medidas» con el objetivo de que el congelamiento de las tarifas «no genere desfasajes que compliquen el servicio. El Estado provincial nunca le va a quitar el cuerpo a las cooperativas ni las va a dejar solas en esta situación».

Compensación.
Toso anticipó que tendrán «una mesa de trabajo» con las cooperativas «para discutir este tema y buscar la compensación que se pueda dar durante este periodo, pero también con perspectivas para más adelante». En ese sentido, aclaró que «esto es coyuntural» y que, «más allá de salir de esta situación», es necesario discutir qué modelo de sistema energético se quiere tener desde el fin de estos 180 días en adelante.
De todas maneras, aseguró que «la idea es poder ayudar a las cooperativas a través de alguna medida para que el incremento de los costos que vayan teniendo no impacten en su estructura, para que puedan mantener los servicios y la eficiencia».
Por otra parte, recordó que uno de los aspectos más importantes es la estructura salarial. «La paritaria con Luz y Fuerza está resuelta hasta marzo, con lo cual en estos primeros meses no va a ser un costo que impacte fuertemente. De marzo en adelante va haber una modificación que habrá que atender con un poco más de apoyo», precisó.
Por estos motivos, afirmó que están «terminando de definir algunas medidas, haciendo algunas estimaciones presupuestarias para ver cuál sería el impacto, sobre todo a partir de marzo. Y en los próximos días vamos a estar reuniéndonos para discutir el tema tarifario, de lo que es esta coyuntura pero también pensando en el sistema y el plan energético que queremos implementar a largo plazo».

Sin cortes en La Pampa.
El funcionario destacó que el sistema energético pampeano «es bueno» y «está muy bien planificado, muy bien operado y administrado». En ese sentido, resaltó que «hay mucha inversión», tanto del Estado provincial como de las cooperativas.
Gracias a ello, «es un sistema que no tiene grandes fallas operativas. Pero en momento en el que en el país, en las jurisdicciones más grandes hay cortes de energía por varias semanas, esas cosas en La Pampa no han sucedido y tiene que ver con la inversión que se ha hecho y la especialidad de las personas que las operan».
Con respecto a la Estación Transformadora de Macachín, y la obra inconclusa que dejó Mauricio Macri para llevarla de 150 a 300 MVA, recordó que «hay una demora. Fue planificada a tiempo, bien dimensionada, si se hubiera terminado a tiempo tal vez nos ahorraríamos algunas maniobras operativas que por ahí complican un poco, sobre todo en las épocas en las cuales las temperaturas son altas y el sistema requiere trabajar más de sus límites».
Sin embargo, remarcó que la Administración Provincial de Energía (APE) posee «un plan de contingencias desplegado» para atravesar el verano.

La obra, en marzo.
El secretario de Energía y Minería comentó que «la obra está muy avanzada, probablemente arriba del 90 por ciento». Por estos motivos, y con los aportes que se pueda recibir desde Nación, se estima que «va a estar operativa a partir de marzo o abril».
«Vamos a tener que superar la etapa de mayores temperaturas sin esa obra. Pero bueno, no es algo alarmante», continuó Toso y explicó que «nada indica hasta el momento que la situación fuera muy diferente a lo que fue el año pasado, en la cual el sistema estaba en las mismas condiciones. Si se llegara a haber mayor demanda, se aplicará el plan de contingencia, que consiste en derivar potencia de otros sectores para aumentar la oferta».
A su vez, explicó que, a diferencia del año pasado, año existe «una variable» en el sistema. Se trata del aporte de energía que hará el parque eólico «La Banderita», de General Acha.
En caso de que no se llegue a cumplir con la oferta necesaria, «se descomprime la demanda a través de cortes rotativos y programados, que no afecte por más de una hora a grupos de usuarios», precisó.

«Nada que no se haya hablado»
El presidente de la Federación Pampeana de Cooperativas Eléctricas (Fepamco), Carlos Santarossa, dijo ayer que si aumentan los costos del servicio las cooperativas deberán sentarse a negociar con el gobierno provincial. Sin embargo, dejó en claro que es muy temprano aun para hacer especulaciones, puesto que la negociación paritaria con el gremio de los trabajdores de energía, Luz y Fuerza Mercedes, recién iniciará en marzo.
Santarossa aseguró que el anuncio que formuló el gobernador Sergio Ziliotto, respecto del congelamiento de las tarifas eléctricas hasta junio, fue exactamente lo que las cooperativas habían conversado con el mandatario durante la reunión que mantuvieron el jueves de la semana pasada.
«No es nada nuevo, nada que no se haya hablado, incluso Tosso (Matías, ministro de Energía y Minería) nos dijo ese día lo mismo: que se va a tratar que esta medida no afecte a ninguno de los actores, porque supongo que, en su momento, cuando tengamos un aumento en algún costo, veremos cómo lo resolvemos», explicó.
El dirigente cooperativo recordó que durante el último gobierno de Cristina Fernández, entre 2011 y 2015 también hubo un esquema de tarifas congeladas. Se refirió al Programa de Convergencia de Tarifas Eléctricas al que La Pampa adhirió.
En cuanto a las cuentas de las cooperativas, Santarossa aseguró que venían bien y que deberán esperar hasta el mes de marzo para ver de qué modo impactan las paritarias 2020. «Si en seis meses no aumentan las tarifas y tenemos paritaria nueva y sigue la inflación deberemos sentarnos a negociar, pero todavía es prematuro», sostuvo.

Carrascal apuntó contra las generadoras
El presidente de la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE) de Santa Rosa, Alfredo Carrascal, celebró las medidas adoptadas, tanto por el Gobierno nacional como el provincial, aunque consideró que el problema de fondo son «las generadoras y las transportadoras» , quienes han obtenido «ganancias descomunales» en los últimos cuatro años.
El titular de la entidad afirmó, en relación al congelamiento de las tarifas, que son «bienvenidas» todas las medidas que busquen «recuperar el poder de compra de nuestros asociados». A su vez, celebró el anuncio de conformación de «una mesa de debate para confirmar cómo se va a llevar este plan».
En ese sentido, anticipó que «la semana que viene va a haber una reunión importante para discutir cómo vamos a sostener este esfuerzo, porque el movimiento cooperativo pampeano viene con números en rojo. La Cooperativa cerró el ejercicio en rojo y estos meses también en una situación deficitaria que es preocupante, pero bueno, bien vale el esfuerzo».
De todas maneras, aclaró que desde la entidad aspiran a que «no sea solamente una cuestión coyuntural y que realmente se ataque el fondo del problema, que son las ganancias descomunales y en dólares que tienen las generadoras y las transportadoras. Hasta que eso no se ataque, esto va a ser una cosmética».
Carrascal remarcó que «como medida transitoria está muy bien, la apoyamos y vamos a seguir compartiendo el esfuerzo», algo que «ya lo venimos haciendo desde el movimiento cooperativo al sostener las tarifas, las deudas y el esfuerzo de los asociados por pagar sus tarifas».
Sin embargo, insistió en que el Gobierno nacional tiene que «ponerse en serio a trabajar sobre el costo de la energía eléctrica, el costo de las transportadoras, porque allí esta el agujero negro por donde se va el esfuerzo de los contribuyentes».

Subsidios.
Por otro lado, en relación a las posibles formas de compensar el desfasaje por el congelamiento de las tarifas, Carrascal indicó que funcionarios provinciales «dejaron traslucir cual sería la solución que hoy está analizando el gobierno provincial, que es a través de una compensación o de un subsidio», y señaló que «como medida coyuntural es la correcta».
A su vez, sostuvo que «era muy complicado» pedirle a los asociados que contribuyan más para «resolver el déficit del movimiento cooperativo». Por ello, afirmó que «si ese esfuerzo lo puede hacer el gobierno provincial está muy bien, con la salvedad que sabemos que los recursos del gobierno provincia también salen de los contribuyentes».
Por estos motivos, enfatizó en que «los que tienen que poner y ganar un poco menos son las generadoras y transportadoras, que han hecho negocios monumentales en cuatro años y han estado en los dos lados del mostrador».