El gobierno multa a campos que no limpiaron las picadas

DEFENSA CIVIL HIZO DENUNCIAS PENALES POR FUEGOS INTENCIONALES

Los incendios forestales quemaron más de 100 mil hectáreas de campo en la provincia de La Pampa, donde actualmente no hay fuegos activos aunque se esperan meses “complicados” para lo que queda de esta temporada alta que se inició en noviembre hasta el 31 de marzo.
“Los incendios que estaban activos fueron controlados el sábado 30 por la noche. El más grande estaba entre las rutas 24, 26, 9 y 11 y pudo ser provocado por unas máquinas que estaban trabajando, pero no lo determinamos por ahora”, dijo Luis Clara, director de Defensa Civil, quien advirtió que “se empezó a multar a campos sin picadas”.
Agregó que “otros incendios surgieron por rayos o algún desperfecto mecánico de una camioneta y fueron controlados por personal de Defensa Civil y bomberos. Hubo algunos fuegos que arrancaron en la banquina por alguna chispa o un cigarrillo que alguien pudo haber tirado”.
Por el momento, el funcionario explicó que “el incendio grande quemó alrededor de 60 mil hectáreas”, por lo que hasta el momento en la provincia se afectaron unas 110 mil hectáreas de campo, en distintas zonas. El año pasado, se quemó más de un millón de hectáreas, con pérdidas por 1.300 millones de pesos.

“Complicados”.
El director Clara dijo que el inicio de año fue tranquilo, a diferencia de 2017 cuando “en los primeros días de enero teníamos más de 50 focos activos, este año desde el 30 de diciembre no tenemos incendios y estamos mucho más tranquilos, pero sabemos que los meses que quedan de temporada serán complicados”.
Sobre el incendio que terminó con la muerte de los hermanos Iván y Federico Starkloff, en Bernasconi, el funcionario señaló que “no está bien determinado por qué estaban en ese lugar, no tenían que estar ahí. Estaban haciendo picadas, y cuando Defensa Civil les dijo que se retiraran, se iban, pero tuvieron otro desperfecto o pasó algo y volvieron. El fuego les debe haber parado el tractor, no sé. El resto de la gente no tuvo inconvenientes”.

Picadas.
Con respecto a las picadas, el director dijo que Defensa Civil envió notificaciones a los productores para que realicen las tareas: “No era una cuestión de salir a hacer multas a ‘lo loco’ porque hubo fallas conjuntas de la Nación y de la Provincia con las rutas y de los municipios con los caminos vecinales y de los productores con sus picadas”.
Comentó que “se hicieron reuniones con productores para informar sobre las picadas, se minimizaron los requerimientos para hacer las picadas, las quemas controladas, se trató de flexibilizar el uso de los tractores, hay consorcio de productores que tienen dos tractores que recién ahora están trabajando cuando debieron hacerlo mucho antes, hay algo por lo que los productores no hacen caso, porque realmente los resultados no fueron los esperados”.
Sin embargo, destacó que “hubo más picadas hechas que el año pasado” y señaló que el gobierno provincial en el marco de la emergencia invirtió 12 millones de pesos en limpieza de las llamadas “picadas públicas” de Defensa Civil, que en realidad están dentro de campos privados, y en 2018 se van a invertir otros 15 millones para el resto de las picadas.

“Se hacen denuncias
“Se están haciendo denuncias penales a quienes prendan fuego”, afirmó el director Luis Clara. En esta época, agregó, “tuvimos dos o tres incendios que eran quemas detectadas por satélite o algún aviso y cuando llegamos al lugar, automáticamente nosotros o la policía actuamos de oficio y se hace la denuncia. Se hicieron entre cinco y seis presentaciones en este tiempo. También hubo negligencia en un asado que estaban comiendo, lo dejaron y originaron una quema, que no fue mucho pero ocurrió”.

Menos áreas quemadas
Entre noviembre y diciembre del año 2016, la cantidad de hectáreas quemadas llegó a 555.231, mientras que en los mismos meses de 2017, la cifra alcanzó a 124.269, informó la Dirección de Defensa Civil, dando cuenta de un final de año menos complejo que el período anterior.
El Ministerio de Obras Públicas, en tanto, continúa con tareas de limpieza y reacondicionamiento de picadas y contrafuegos en una extensión total de terrenos que alcanza a 1.500 kilómetros, por una inversión del gobierno provincial de 12 millones, en el marco de la emergencia.
“En Victorica se terminó una en el límite con San Luis, son tareas muy importantes que resuelven una situación muy inquietante para los productores de la zona rural. Estas medidas de prevención generan estabilidad y que en épocas de altas temperaturas funcionen correctamente”, expresó Mauro Tapie, inspector de Vialidad Provincial.
Las tareas se realizan mediante tractor y rastrón, la limpieza de picadas en zonas rurales comprenden las zonas de Lihuel Calel, Puelches, Cuchillo Co y Limay Mahuida -pasando por las Sierras de Lihuel Calel y el Parque Nacional-, Victorica y Jagüel del Monte, entre otras.