Inicio La Pampa El gobierno recomienda fijar turnos y límite de operarios

El gobierno recomienda fijar turnos y límite de operarios

LA VUELTA DE LA INDUSTRIA

El ministerio de Producción provincial elaboró un «instructivo preliminar» que servirá de guía a las empresas para el diseño de protocolos de bioseguridad en el sector industrial. Si bien se encuentra en «etapa de desarrollo», fue enviado a la Unión de Unión Industrial de La Pampa (Unilpa) para que pueda realizar aportes.
El instructivo, al que tuvo acceso LA ARENA, tiene el objetivo de «brindar una guía de contenidos mínimos a considerar en la redacción de protocolos de bioseguridad para el sector industrial», un requisito obligatorio para que las empresas puedan volver a abrir sus puertas y empezar a producir.
«El protocolo podrá ser redactado por cada establecimiento industrial u organización que los
nuclea, en cuyo caso debería ser avalado por cada empresa en particular mediante una nota
de adhesión», indica el instructivo.
En relación a los contenidos mínimos que deberá poseer cada protocolo, señala que deberá contener «un croquis de la planta, indicando todas las áreas y/o sectores del proceso productivo (incluido sector de atención al cliente, provisión, depósitos de materia prima, administración, recolección de residuos, etc.)».
A su vez, plantea que por cada área corresponderá «protocolizar las acciones mínimas» y «establecer mínimos necesarios de personal para el reinicio de actividades, turnos de trabajo, cantidad de días semanales y horas de cada jornada laboral, según las necesidades de la organización».

Reinserción laboral
En ese sentido, recomienda «evitar convocar a personas que se encuentren dentro de los grupos de riesgo (por edad, enfermedades preexistentes- coronarias, pulmonares, etc.) o con hijos en edad escolar que queden exclusivamente a su cuidado o que por su localización y/o movilidad, utilicen medios de movilidad que los exponga en el trayecto a la actividad».
Tambien sugiere «contemplar un plan paulatino de reinserción laboral, a modo de ejemplo, turnos rotativos, horarios corridos, grupos que trabajen en forma continua 15 días del mes (y que los otros 15 días realicen cuarentena), según particularidad, estacionalidad, etc», con la posibilidad de «generar un grupo de trabajo adicional que no cubra actividades comunes y que su actividad sea complementaria de modo que realice su actividad en una quincena y que en la otra se mantenga en cuarentena».

Movilización.
En el instructivo se precisa que los protocolos de bioseguridad deberán contemplar cómo será la movilización del personal hacia el lugar de trabajo. De esta manera, se deberá indicar «el medio de transporte utilizado por la plantilla de personal que se desempeñará en el establecimiento durante le emergencia sanitaria; qué medidas de control se tomará para minimizar las posibilidades de transmisión del virus en los medios de transporte; si se le entregará algún kit de prevención para el traslado».
El instructivo aconseja «contemplar acciones de difusión de medidas preventivas en medios de transporte; indicar si existe más de un acceso a la zona de trabajo, área de cambio de vestimenta y qué medidas de control se implementarán para impedir el ingreso de potenciales portadores del virus a la zona de trabajo

Espacios compartidos.
Por otro lado, el instructivo precisa que en el diseño de los protocolos se deberá definir cuáles serán las áreas y espacios compartidos, las acciones de desinfección que se realizarán y con qué frecuencias y establecer la cantidad de personas que podrán compartir cada espacio definido y qué acciones se tomarán para que en los espacios compartidos se respeten las distancias mínimas de aislamiento requeridas.
El documento también contempla la bioseguridad de los trabajadores y personal en general, donde se deberán definir, para disminuir la transmisión en áreas de trabajo, las distancias entre empleados, los elementos de higiene que se entregarán, la frecuencia de desinfección de las herramientas, entre otros aspectos.

Se incluye también las recomendaciones a tener en cuenta, para la elaboración del protocolo, con respecto a la atención al cliente y la administración, las acciones frente a riesgos de contagio o presencia de síntomas, y cómo realizar el monitoreo de su aplicación.

Destacan «trabajo en conjunto»
Consultado sobre el instructivo, el ministro de Producción, Ricardo Moralejo, aclaró que «se está trabajando una idea». Según dijo, lo que se presentó fue «un modelo para analizarlo en forma conjunta con Unilpa».
«Se viene trabajando en forma conjunta, como para ir progresando en la nueva etapa que ha presentado nuestro gobernador. Se va avanzando y la idea es ir buscando un acuerdo, en función de las reglamentaciones que se imparten a nivel nacional», agregó.
En ese sentido, indicó que también se aguardan por las definiciones de Nación, para evitar que haya «contradicciones». A su vez, manifestó que «el sector está preocupado», con rubros que han sido afectados y otros que no porque «están relacionadas con las actividades esenciales». El funcionario remarcó que se están «analizando las posibilidades para su reapertura», en función de la fase cuatro del aislamiento social, preventivo y obligatorio. «Como lo ha indicado el gobernador va a ser en forma progresiva, de tal manera de mantenerse todo lo que se ha logrado hasta ahora en cuanto al cuadro sanitario que tiene la provincia», indicó.
Finalmente, destacó que «ha habido una asistencia muy pronta desde el Estado provincial, y a través del BLP, lo que ha permitido que las industrias estén asistidas como para poder mantenerse de forma activa al momento en que se levanten las restricciones que existen como consecuencia de la pandemia».