“El gobierno se nos ríe en la cara”

ORGANIZACION SOCIAL ADVIRTIO SITUACION SOCIAL "GRAVE"

Walter Brandimarte, miembro de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), cuestionó al gobierno nacional por no responder a las demandas de las organizaciones sociales y advirtió que la situación “es grave” y “explota en cualquier momento”, por la falta de empleo y la pérdida del poder adquisitivo del salario.
“Cada día hay un porcentaje de familias que se nos acercan buscando trabajo y creció notablemente la demanda social, en seis meses tenemos un incremento del 200 por ciento en la gente que asiste a los merenderos y los comedores también están desbordados”, dijo el dirigente social.
Las organizaciones populares anunciaron que el 12 de julio realizarán en todo el país, incluida La Pampa, una jornada de protesta que incluye corte de rutas y ollas populares. “Queremos demostrar la unidad en la lucha y en la urgencia que tienen los más vulnerables”, dijo.
Brandimarte explicó que “la situación social se agravó” ante la falta de respuesta de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quien ofreció un aumento de apenas mil pesos en el salario social complementario, una propuesta que fue rechazada por las organizaciones.
“La reunión con la ministra fue para hacer nuestros reclamos sociales, pedimos por el tratamiento de cinco leyes en el Congreso, principalmente la de Emergencia alimentaria y en adicciones, y por la problemática de quienes menos tienen que están sufriendo el ajuste feroz del gobierno de (Mauricio) Macri”, dijo.

“Se nos ríen”.
“Nosotros pedimos una suba del salario social complementario y para los planes de Desarrollo Social porque están cobrando lo mismo que hace seis meses y se hunden cada vez más en la pobreza, y también solicitamos herramientas para trabajar”, agregó.
Brandimarte dijo que las autoridades evaluaron “un aumento de mil pesos gradualmente en seis meses para los planes de 4.700 pesos. Nosotros creemos que el análisis es erróneo del gobierno, pedimos ese aumento ya, y encima es poco, queríamos por lo menos 4 mil pesos para que los compañeros puedan llegar al salario mínimo vital y móvil”.
Los planes de trabajo están dentro de la ley de emergencia social y apuntan a otorgar un aporte económico, un salario social complementario, a quienes desarrollan tareas productivas.
El dirigente consideró, además, que la respuesta del gobierno es “insuficiente, en agosto se quería sumar 250 pesos más, el 40 por ciento más de alimentos a los compañeros, pero en realidad el gobierno se nos ríe en la cara, sin hacer el análisis que hace el país sobre la pobreza”.
“La UCA dice que el 49 por ciento de los niños y niñas de Argentina son pobres. Entonces el gobierno hace un análisis irreal de lo que se está viviendo, quieren parar la bronca que crece todos los días pero ofrecen migajas”, cerró.