Inicio La Pampa El incumplimiento del acuerdo causaba un daño enorme"

El incumplimiento del acuerdo causaba un daño enorme»

QUIEBRA DEL FRIGORIFICO GENERAL ACHA SA

Román Molin, abogado de uno de los acreedores del Frigorífico General Acha SA, dijo que esta vez la declaración de una quiebra no es un problema, sino una solución. El profesional opinó que el incumplimiento del acuerdo concursal causaba un daño enorme a trabajadores y pequeños chacareros.
En una charla mantenida con LA ARENA, el abogado santarroseño aseguró que «el daño que producía el incumplimiento de la propuesta concursal era enorme». En ese sentido, recordó que se trató de una cesación de pagos de la parte deudora, sumado al que ya se había registrado con anterioridad a la apertura del concurso.
El profesional que, junto a Marcelo Juan Molin representan a la firma Gregorio Aberasturi SRL, entre otros acreedores, sostuvo que más allá que hubo «quita de acreencias y mucho plazo, no cumplieron».

Daños.
El entrevistado afirmó que debe dimensionarse que no solo se daña a los más de 120 trabajadores, también se perjudica a la economía de los pequeños productores que forman parte del giro comercial de la firma Gregorio Aberasturi SRL. Como así también -agregó- de todos los chacareros que entregaron su producto al frigorífico.
Molin señaló que en realidad la firma ya estaba en condiciones para que se decretara la quiebra, debido a que el acuerdo homologado el 30 de julio del año pasado nunca fue cumplido por la parte deudora. «Ni siquiera se hizo el primer pago acordado», añadió.

Venta.
Por su parte, insistió en que el pedido de quiebra efectuado por su representado, lejos de causar un daño, posibilitará la venta de las instalaciones para que la industria cárnica achense se reencause.
De esta manera consideró que «se dejará de producir lesiones a quienes producen esforzadamente desde sus predios rurales, elemento vital para la economía de La Pampa». Por esa razón puso énfasis en que «una quiebra en este caso es una solución, no un problema, ya que el mismo se ahonda con el accionar negligente de la firma».

Quiebra.
El juez de primera instancia en lo civil, laboral, comercial y de minería N°1 de esta ciudad, Gerardo Bonino, declaró la quiebra indirecta de la empresa Frigorífico General Acha SA. Era una decisión que hace unos meses ya habían pedido algunos de los 64 acreedores, debido a que el grupo inversor que se había comprometido a pagar la deuda, nunca lo hizo.
En esa misma resolución, el magistrado dispuso la inhabilitación de la empresa, lo que se hizo extensivo a los actuales integrantes del directorio Mirna Lorena Fernández, Norma Raquel Romero y Juan Cruz De la Iglesia. Como así también, de los anteriores integrantes: Oscar Enrique Suárez, Osvaldo Diego Alonso y Mario Héctor Alonso. A su vez, les prohibió que abandonen el país sin autorización judicial, hasta tanto la Sindicatura realice la presentación del informe general.