Inicio La Pampa El intendente que acumula balances desaprobados

El intendente que acumula balances desaprobados

DD.JJ. DE TUÑON EN QUEHUE

El intendente municipal de Quehué, Fernando Darío Tuñón, (UCR-Juntos por el Cambio) presentó ante el Concejo Deliberante local una declaración jurada por lo menos llamativa, a casi diez meses de haber reasumido su cargo y por pedido reiterado del legislativo.
Tuñón, que además tiene los últimos seis balances mensuales desaprobados, hizo la presentación de la documentación el pasado miércoles 9 de septiembre, casi 9 meses luego de iniciar otro período al frente de la comuna quehuense y la mayoría de las páginas esta en blanco, presentado apenas una firma sin sello ni aclaración que las tres edilas que componen el cuerpo reconocen como del intendente.
El legislativo de Quehué está compuesto por tres integrantes, la presidenta Silvana Steffanazzi y Angeles Villar, del oficialismo local y la opositora Estela Moneo, del Frejupa.
Angeles Villar fue la que hizo pública la situación, cansada junto a sus pares de lo que consideran un destrato hacia ellas por parte del intendente Tuñon, que además tiene desaprobados seis balances mensuales presentados ante el CD.
Estas dos situaciones, indicó, no son las únicas anormalidades detectadas en la gestión del intendente, y dijeron que avanzan investigándolos.

DD.JJ.
La documentación presentada por Fernando Tuñón, a modo de Declaración Jurada, una obligación de los funcionarios públicos de todos los poderes, permite inferir que sólo recibe como ingreso su salario y eventualmente utilidades de una sociedad que, inscripta en AFIP, integra junto a su hermano Gustavo Fabián Andrés Tuñón.
Pero lo más llamativo en el resto de lo declarado es que Tuñón no posee inmuebles, rodados, inversiones, movimientos económicos con tarjetas de crédito e, incluso, tampoco familiares directos que los tengan.
Todos en Quehué saben de la conformación del grupo familiar de Tuñón. Sin embargo, no existen en las planillas correspondientes, están en blanco. En síntesis, los rubros inmuebles, rodados, ejercicios profesionales, otros activos, inversiones, ingresos netos anuales y movimientos bancarios en cuentas y tarjetas de crédito presentan sólo una firma. Lo bueno, si uno infiere que el funcionario esta casi en la vía con sólo 40.109 pesos declarados en una única cuenta (caja de ahorro), es que también esta en blanco la página de «deudas».
«El intendente nos toma el pelo», sintetizó con cierto enojo la concejal Villar.
Al preguntársele por las rendiciones de cuentas mensuales que el ejecutivo debe poner en consideración del CD, informó que están «desaprobadas» por distintas razones las últimas tres de 2019 (octubre, noviembre y diciembre) y las tres primeras del corriente (enero, febrero y marzo).
La edila dijo al respecto que «estamos evaluando con las otras dos concejales las medidas a tomar y una de ellas probablemente será ordenar una auditoría de la contabilidad municipal».

El sobrino.
El intendente quehuense contrató por resolución 27 de 2019 a su sobrino, Emiliano Tuñón, como «Encargado de Dependencias Municipales y Trámites Administrativos».
Así lo indica en su artículo único la resolución de fecha 30 de diciembre de 2019. En los argumentos, indica que es «necesidad contar con un encargado de …», por lo que de acuerdo a las facultades que le otorga la ley 1597 de municipalidades y comisiones de fomento decidió la contratación.
La resolución no precisa más que eso y entre otras cosas no menciona ni lapso de tiempo de la contratación, ni montos a pagar por esos servicios, entre otras ausencias.
Las concejalas le han recordado al intendente que nadie, aún contratado como en este caso, puede conducir vehículos oficiales sin pertenecer a la planta permanente de trabajadores. Sin embargo, y a pesar de varios reclamos y advertencias que han hecho, Emiliano puede ser visto, denuncian, en esa tarea y recriminan a Tuñón no acatar las normas en ese sentido y poner en riesgo al municipio ante eventuales siniestros que pudieran ocurrir.