miércoles, 13 noviembre 2019
Inicio La Pampa El IPAV podrá expropiar terrenos

El IPAV podrá expropiar terrenos

FIN A LA ESPECULACION CON TIERRAS PARA VIVIENDAS

El gobernador Carlos Verna giró ayer a la Cámara de Diputados dos proyectos de ley para declarar la emergencia habitacional en La Pampa hasta 2020, facultando al Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV) a expropiar terrenos que conformarán el Banco de Tierras Provincial para la construcción de viviendas en Santa Rosa, General Pico, General Acha, Eduardo Castex y Toay.
La decisión fue anunciada por el mandatario a través de prensa oficial. «Es una ley para establecer las posibilidades administrativas de resolver con mayor velocidad y certeza el déficit fiscal que padece la provincia», dijo Verna sobre la iniciativa que declara la emergencia habitacional en La Pampa.
En ese marco de la emergencia, la Provincia solicita a Diputados que «autorice a la compra de bienes de capital, consumo y servicio y contratación de obras públicas en el marco del articulo 34 inciso C, subinciso 1 de la Ley 3 de Contabilidad, y la contratación de obras públicas por el articulo 9 inciso C de la Ley de Obras Públicas», amplió.
Según la propuesta, las compras y obras deberán ser informadas en forma semestral a la Legislatura. La emergencia habitacional se declara hasta el 31 de diciembre de 2020, planteando la adhesión de los municipios y comisiones de fomento.

«Ajuste».
Verna afirmó «se ha producido un hacinamiento entre los pampeanos» a partir de la decisión del gobierno de Cambiemos de no girar recursos para construir viviendas sociales en la provincia. «Que la gente no tenga recursos para ampliar su vivienda hace que aumente el hacinamiento; el hecho de que las familias decaigan en su poder adquisitivo hace que no puedan alquilar y se siguen amontonando. En este sentido el objeto es tratar de propiciar, junto con la creación del Banco de Tierras, los recursos necesarios para comenzar a avanzar en este sistema», dijo.
Destacó que en las localidades más pequeñas la Provincia avanzó con el Plan «Mi Casa» pero «ahora ya estamos pensando en Santa Rosa, General Pico, General Acha, Eduardo Castex y Toay». El pasado jueves, la Legislatura creó el Fideicomiso Viviendas La Pampa, que contará con parte de los fondos de la deuda del gobierno nacional con el provincial y que será manejado por la Fiduciaria Sapem.
El déficit habitacional se profundizó en el país durante la gestión de Cambiemos por las políticas de ajuste y la consecuente eliminación en los presupuestos nacionales de recursos destinados para cubrir soluciones habitacionales. En La Pampa, durante la gestión de Mauricio Macri no se construyeron viviendas, contrarrestando con el promedio de mil casas por año que se hacían hasta 2015.

Banco de Tierras.
El gobernador calificó como primordial la creación del Banco Provincial de Tierras. «La necesidad de la creación del Banco de Tierras se constituye por todos los inmuebles que va a manejar el IPAV destinado a la construcción de soluciones habitacionales en los planes creados, o a crearse», siguió.
El instituto se encargará de organizar el Banco de Tierras que hará «un relevamiento de los bienes inmuebles, el estado de mantenimiento y de conservación pero, fundamentalmente, va a encargarse de elegir los terrenos que necesitamos adquirir en las ciudades más grandes para destinar esos bienes a la construcción de viviendas, teniendo en cuenta la cercanía a las actuales redes disponibles de agua, cloacas, gas natural y redes de electricidad para proceder a su adquisición».
«Podrá ser por compra venta -amplió-, poniéndose de acuerdo con los propietarios, podrán ser tierras que actualmente el IPAV tienen destinadas a otras operatorias y que serán destinada a estas, podrán ser tierras donadas por particulares o por ONG, podrán ser tierras donadas por el Estado Nacional, Provincial o Municipios, podrán ser tierras expropiadas, o podrán ser tierras adquiridas por acuerdos de compensación».

Expropiación.
En definitiva, el Ejecutivo solicitó a la Legislatura la facultad de declarar de utilidad pública y sujeto a expropiación a aquellos terrenos que seleccionados por el IPAV por sus características, sean adquiridos por la Provincia a través de la expropiación, con un trámite que iniciará en el instituto de la vivienda comunicándoselo al Tribunal de Tasación, en marco de los artículos 10 y 14 de la Ley Jurídica de facto 908. Allí se comenzará a hablar con el propietario. «Si hay acuerdo se pagará lo acordado, si no lo hay se inicia el trámite legal para la expropiación y el gobierno tomará posesión del bien para comenzar a trabajar en la construcción de las redes de infraestructura. Si finalmente el fallo le da la razón a la Provincia, pagará lo acordado por la Justicia; si ésta indica que el valor a pagar es mayor, pagará lo que diga la Justicia pero automáticamente le comunicará a la Dirección General de Rentas el nuevo valor de la propiedad para que grave el resto del bien que no fue expropiado», indicó.