Inicio La Pampa El juez dice que tiene que esperar hasta el 7 de mayo

El juez dice que tiene que esperar hasta el 7 de mayo

FRIGORIFICO GENERAL ACHA

La empresa propietaria del Frigorífico General Acha acusó al juez en lo Civil de General Acha, Gerardo Bonino, de violar todos los procedimientos legales y negarse a dictar la conclusión de la quiebra de la empresa. De hecho, tiene pensado presentar ante la Cámara Civil y Comercial de la Justicia, sita en Santa Rosa, un recurso de queja por su actuación.
El juez Bonino salió a dar las explicaciones del caso ante una consulta de LA ARENA. El pedido de levantamiento de la quiebra fue presentado en el mes de febrero y contó con la conformidad de la síndico del concurso, la contadora pública nacional María Antonia Langlois. El pedido se hizo indicando que la conclusión de quiebra debía ser por «avenimiento».

Nuevo síndico.
«En determinado momento el Frigorífico no cumplió con el plan de cuotas establecido y uno de los acreedores impulsó el pedido de quiebra -explicó Bonino-. Desde el Juzgado, dándose la situación donde no se cumplió con dicho acuerdo que se había establecido, se dictó la quiebra, la cual fue apelada por los actuales titulares de la empresa porque existieron cambios en el directorio y en el paquete accionario. No alcanzó a ser tratada por la Cámara de Apelaciones porque la empresa o el actual directorio desistió de esa apelación».
«Al quedar firme la quiebra -siguió-, se dispara una cuestión procesal en la cual hay distintos pasos que se deben cumplir. Hay una publicación de edictos, se designa un nuevo síndico. La contadora Langlois, fue síndica del concurso, finalizado el concurso con la quiebra, dejo de tener actividad. A partir de ahí, se sorteó y se designó al nuevo sindico, al cual se le corrieron los traslados necesarios de los planteos que realizó la empresa. Actualmente el contador Romo es el síndico de la quiebra».

Acreedores.
De acuerdo al relato de Bonino, la empresa, luego de haber desistido de la apelación y que se disparara el procedimiento de la quiebra, se presentó expresando que tenía el avenimiento de una determinada cantidad de acreedores. «Esos acreedores son los que oportunamente verificaron sus créditos o se declararon admisibles en el proceso del concurso. El problema surge que, entre la verificación en el concurso y la quiebra, hay un período de tiempo en el que pueden aparecer más acreedores», sostuvo.
En ese sentido, el juez se remitió a lo que dice la legislación: «En el proceso de quiebra, después de haber fracasado el acuerdo, se verifiquen nuevamente aquellos que no lo habían hecho antes o a los cuales se les generó una deuda en ese tiempo. Por lo tanto, hasta tanto ellos no verifiquen, no hay posibilidad de presentar un avenimiento. La Ley claramente establece que un avenimiento puede ser presentado desde el momento en que finaliza la verificación de crédito hasta la liquidación de los bienes. Falta la verificación de aquellos que se consideren con derechos, ya sea uno, diez o ninguno. Necesitamos que el plazo establecido procesalmente se cumpla».

En mayo.
La fecha de la que habla el juez Bonino es el 7 de mayo. Hasta ese momento, según explicó, los acreedores pueden presentarse ante el síndico e indicar su deuda. Luego, el síndico indicará si está bien u observada. «Yo por ley debo respetar el derecho que existe potencialmente de cualquier acreedor a que se genere esa ventana que me da la ley para aceptar un avenimiento, una vez que finalice el plazo entre la verificación de créditos en la quiebra, distinta a la de concurso, hasta la liquidación», señaló.

La ley pide que el avenimiento sea entre todos los acreedores del concurso y de la quiebra, que hayan verificado en los dos. Hasta tanto no se produzca procesalmente ese tiempo que está establecido por el Artículo 25 inciso 2 de la Ley de Concursos y Quiebras, no se puede presentar ningún levantamiento de quiebra por avenimiento, manifestó.
«Temporalmente no se me abrió ese momento de que venga el concursado, en este caso el Frigorífico General Acha, y presente un avenimiento para dar por terminada la quiebra. Transcurrida la fecha establecida y después que se analice que se cumplan todos los requerimientos necesarios, el proceso se puede dar por terminado por avenimiento», indicó.

«La mejor solución».
El juez habló de las distintas actuaciones que llegan al juzgado y el procedimiento que cada empresa debe sortear para continuar con sus actividades. «Siempre hemos tenido gran activismo en la continuidad de las empresas, se han llevado adelante los procesos de la manera en la cual, las empresas se puedan mantener. De hecho, hemos tenido en el concurso del frigorífico distintas opciones que se han ido tratando, como alquileres, oferentes y personas que han querido invertir. Todas fueron tratadas. Siempre pretendemos la mejor solución. Sabemos que es una fuente inmensa de trabajadores potenciales para la localidad. Propendemos a que se pueda abrir. La sociedad esta deseosa de tener esa posibilidad, más, en un momento tan complejo como el que atravesamos hoy», dijo.

Acoso laboral: «Es falso»
El juez Bonino fue denunciado días atrás por tres empleadas judiciales que le imputaron acoso laboral y malos tratos dentro del trabajo. La situación ya está en conocimiento del Superior Tribunal de Justicia que está a la espera de los informes que solicitó oportunamente para tomar una decisión. Según la denuncia, los malos tratos se suceden hace cuatro años.
Al ser consultado sobre este tema, el magistrado afirmó: «Estoy esperando cualquier circunstancia que me comuniquen del organismo correspondiente. Lógicamente dejo asentado que rechazo y considero totalmente falso cualquier planteo. No me he conducido así desde que entré en el Poder Judicial hace once años, ni anteriormente».
Agregó que nunca tuvo una sanción ni apercibimiento respecto a ningún comportamiento de este tipo. «Cualquier situación que se me achaque respecto a eso es totalmente falso. Mi comportamiento ha sido correcto y dentro de los parámetros normales del funcionamiento» indicó.
Y fue más allá: «Eso podrá ser corroborado por cualquier declaración del personal que trabaja dentro del Juzgado y espero la oportunidad para poder dar la declaración de los hechos que se han sucedido, pero con la certeza de no haber cometido ninguna irregularidad de las que se mencionan».