Inicio La Pampa El ladrón era un ex futbolista de la Liga Cultural

El ladrón era un ex futbolista de la Liga Cultural

ROBO A BLACK BART

Agentes de la Seccional Tercera detuvieron ayer en horas de la madrugada al hombre que robó 83.000 pesos de una caja de seguridad de Black Bart. La captura se realizó cuando el sospechoso, de 40 años y ex empleado del bar, estaba ingresando a su domicilio de la calle Formosa al 900, a la 1 de la mañana, y tras un allanamiento en la vivienda los uniformados recuperaron 16.000 pesos y secuestraron la vestimenta supuestamente utilizada en el delito.
Según informó una autoridad de la mencionada dependencia policial consultada por LA ARENA, al momento de la aprensión el ladrón habría confesado ser el autor del ilícito, y dijo a sus captores que la caja de seguridad que sustrajo del local la había dejado en un camino vecinal ubicado en cercanías del Polideportivo del Club Estudiantes, por Víctor Arriaga y Chincheta.
Los policías se trasladaron al lugar y tras incautarla le realizaron los correspondientes análisis, pero según la fuente consultada por este medio la humedad habría borrado todo los rastros de huellas digitales.
El delincuente, que es un ex jugador de fútbol del Club Santa Rosa (conocido como el «Tapón»), permanecía al cierre de esta edición encerrado en una celda de la Tercera, acusado de robo simple, y a la espera de que la Justicia decida sobre si permanece detenido o si recupera su libertad hasta el juicio. Según las fuentes consultadas no posee antecedentes, y habría afirmado que gran parte del dinero que robó lo utilizó para saldar deudas.

Cámaras.
El ilícito se produjo el domingo a la madrugada, luego de que la cervecería ubicada en Alsina y Avellaneda cerrara sus puertas. El ladrón saltó la reja y tras abrir una puerta sin ejercer violencia, arrancó (presumiblemente utilizando un cuchillo) una caja de seguridad que estaba ubicada en una pared de durlock y huyó con la misma en una motocicleta. Según informó el subcomisario Orozco de la Tercera, era una «caja simple de chapa, y sólo tuvo que hacer palanca para abrirla».
Gracias a las filmaciones de las cámaras de seguridad, los investigadores descubrieron que un cliente que había estado horas antes consumiendo en el local tenía las mismas características físicas que el ladrón, y tras ser identificado como un ex empleado de la cervecería ya no quedaron más dudas.
Las autoridades aseguraron a LA ARENA que durante el allanamiento se procedió al secuestro de las zapatillas, el pantalón y la campera que el ahora detenido habría vestido al momento el robo, y que tienen que esperar a que la Justicia ordene la apertura del teléfono celular (también incautado en la vivienda) para determinar si trabajó con algún cómplice. Por otra parte, el dinero incautado no será devuelto aún a los encargados del local, ya que esa decisión depende de la fiscalía de turno.