Inicio La Pampa El lago ya está a 12 km. de la Villa

El lago ya está a 12 km. de la Villa

CABALLOS Y VACAS PASTAN EN EL LECHO DE CASA DE PIEDRA

La distancia que separa el agua del río Colorado con la costa seca del lago, en la Villa Casa de Piedra, ya alcanza los doce kilómetros. Hasta el curso del río se puede llegar desde la playa en camioneta sin que el suelo represente un problema para la circulación, pues está firme y seco. Ayer se cumplió una semana desde que la cota del lago bajó por debajo de los 270 metros sobre el nivel del mar (msnm).
De hecho, en la víspera el registro publicado por el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) indicaba que la cota estaba en los 269, 62 metros, con un caudal de ingreso del agua, medido a la altura de la estación meteorológica Buta Ranquil, de 42 metros cúbicos por segundo (m3/s), contra una erogación de la represa que alcanza los 75 m3/s.
Esa relación se sostendrá al menos hasta el 15 de marzo, cuando se prevé que el nivel del lago baje hasta los 268 msnm, alcanzando así el menor nivel histórico del lago en toda su historia.

Caballos y tamariscos.
Ayer, este diario recibió fotos de caballos pastando en el espacio que antes ocupaba el lago. Allí puede advertirse cómo crecieron los tamariscos, algunos de los cuales ya tienen 70 u 80 centímetros de alto, al igual que otra vegetación, de color rojizo, que tiene prácticamente la misma altura y está poblando el fondo seco del embalse.
Cabe recordar que desde el viernes de la semana pasada el lago tiene una cota que se ubica por debajo de los 270 metros sobre el nivel del mar y se prevé que para el 15 de marzo llegue a los 268 msnm, su mínima histórica. Ese día, comenzará a regir la veda de riego y Casa de Piedra reducirá su erogación a 15 m3/s, situación que implicará una recuperación de la cota.
Este diario reveló en su edición del domingo que la crisis hídrica que atraviesa la cuenca del río Colorado es una de las más graves desde la puesta en funcionamiento de la presa, en el año 1996.

«Muy seco».
Desde el Coirco aseguran que la recuperación de los niveles del lago dependerá de las precipitaciones nivales. El último informe que el organismo publicó en su sitio es el que emitió la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, denominado «Informe del Pronóstico de Escurrimientos para los ríos San Juan, Mendoza, Tunuyán, Diamante, Atuel, Colorado y Chubut, para el período Octubre 2019 – Septiembre 2020».
Para octubre 2019-marzo 2020 (período con mayor incidencia de la fusión nival), pronostica un derrame de 1.300 hectómetros por metro cúbico (hm3), equivalente a un caudal medio de 82 m3/s. Para el Período octubre 2019-septiembre 2020, es decir, el año completo, se prevé un derrame de 2.130 hm3, lo que representa un caudal medio de 67 m3/s, representando un 47 % del caudal módulo del río Colorado en Buta Ranquil, cuyo valor es de 142 m3/s.
«Al presente ciclo, con un valor central pronosticado de 2.130 hm3, le corresponde la clasificación hidrológica de ‘muy seco’. El derrame pronosticado de 2.130 hm3, equivalente a 67 m3/s (47 % del año medio), es inferior a los registros de los 9 ciclos de escasez hídrica (2010/11 a 2018/19), en los cuales el valor medio del derrame fue de 2.710 hm3, equivalente a 86 m3/s (del orden del 60 % del año medio). De cumplirse el pronóstico, se posicionará como el tercer menor registro para la serie histórica de la estación Buta Ranquil desde 1939 a la fecha (79 años), superado por los ciclos 1968/69 y 1998/99 cuyos derrames fueron de 1.658 y 1.998 hm3 respectivamente, y coincidente con el ciclo 1946/47, cuyo derrame fue de 2.131 hm3», concluye el informe.