Inicio La Pampa El lavadero municipal hace ajustes

El lavadero municipal hace ajustes

TRENEL: EMPRENDIMIENTO ABRIRA EN POCOS DIAS

El municipio de Trenel trabaja en los últimos detalles y pronto podrá poner a trabajar el lavadero, montado en la sede del Club Juvenil Agrario y destinado a satisfacer la demanda del geriátrico, el asilo de ancianos y el frigorífico local.
El proyecto surgió hace algo más de un año. El intendente Horacio Lorenzo recordó que «a poco de asumir y durante una visita el gobernador (Sergio) Ziliotto nos recomendó pequeños emprendimientos que pudieran surgir alrededor del trabajo del frigorífico. Este es uno de ellos, el primero».
El emprendimiento, tras un acuerdo con los empresarios, se hará cargo del lavado de toda la ropa de trabajo. A ello sumará lo que hoy hacen en forma separada en el asilo de ancianos y el geriátrico, ambos de la esfera municipal. «Si alguien mas lo necesita estará disponible, pero no queremos interponernos con el sector privado que se ocupa de lo mismo», definió.
«Pasará a este nuevo lugar el personal y serán en principio 5 los puestos de trabajo. Luego veremos la evolución», dijo Lorenzo y recordó, respecto del lugar donde se ha montado, que «como ha pasado con otros clubes, donde se fue perdiendo la actividad y el compromiso de la gente, decidieron cedernos las instalaciones y nos han venido muy bien. Hubo que hacer obras de refacción y mejoras, pero de otra manera hubiese sido más oneroso porque no teníamos un lugar acorde».
Las lavadoras y secadoras, programables en forma digital y construidas de acero inoxidable, «se pudieron comprar con el aporte el gobierno provincial, no estaban a nuestro alcance», informó Lorenzo y dijo que «no tenemos una cifra final, hemos ido de a poco haciendo las obras. Ahora estamos en la etapa de ajustes».
Carlos Lardone está a cargo del nuevo emprendimiento. Indicó que las nuevas máquinas son dos lavadoras y dos secadoras que están siendo puestas en marcha para conocerlas. «Las lavadoras usan agua fría y en cambio las secadoras tienen temperatura, de manera que una vez ajustadas entregan la ropa lista para doblar y embolsar, prácticamente sin necesidad de planchado».
La obra de adecuación incluyó una perforación para asegurar la provisión de agua. Además, cuentan con tanques que permiten alcanzar una reserva de 4500 litros de agua.
«El agua está siendo analizada. Es la manera de poder utilizar de manera correcta los productos que se usan para el lavado. En estos días la gente que vender estos productos nos ofrecerá una capacitación», definió y alertó acerca de que «la ropa que venga del frigorífico es manchada con grasa y sangre. Son detalles que hay que cuidar y en eso estamos».