Inicio La Pampa El Lucio Molas con luz propia y el quirófano a pleno trabajo

El Lucio Molas con luz propia y el quirófano a pleno trabajo

HOSPITALES DE SANTA ROSA RECIBIERON PACIENTES ELECRODEPENDIENTES

Uno de los pocos lugares de la ciudad donde no parecía haber registro del apagón nacional fue el hospital Lucio Molas. A diferencia de otros edificios públicos y privados, comercios y casas, allí parecía un día normal. Donde el único pedido fuera de lo común tenía que ver con el agua: pues desde la Dirección del principal centro de salud hicieron hincapié en un uso racional para que no se consumieran los 15 mil litros de reserva.
El resto estaba funcionando con normalidad. El director del hospital, Armando Hornos, informó a LA ARENA que no habían tenido sobresaltos y que incluso los quirófanos habían funcionado con normalidad, al punto que a las 11 de la mañana ya se habían realizado tres cirugías.
«Desde las 7 de la mañana me informaron que se cortó la luz en el hospital y en forma automática se prendió el grupo electrógeno. Tenemos un equipo que provee a todo este hospital, al depósito de medicamentos central y a todos los sectores que están dentro de este predio, como Salud Mental, Banco de Sangre, Laboratorio. Funciona en este momento al 70 por ciento. Es un equipo nuevo, de no más de cuatro años, con una reserva de 500 litros, hasta las 11 de la mañana se consumieron 200 litros y ya Vialidad Provincial nos está proveyendo un camión con otros 200 litros más», dijo.
El médico dialogó con este diario sobre el mediodía en el mismo centro de salud. A esa hora, acababa de finalizar una recorrida por todos los servicios. «Lo único que no funciona en el hospital son las luces de los pasillos, que si esto se prolonga, veremos la manera de poner luces. Pero todas las salas y los respiradores de todas las salas de internación están funcionando perfectamente», añadió.

-¿Están realizando cirugías?
-Tenemos el quirófano funcionando a full, de hecho se hicieron tres cirugías en lo que va de la mañana y ahora hay otra cirugía pero no tendríamos inconveniente en mantenernos funcionando sin interrupciones. El único problema tiene que ver con el suministro de agua. Tenemos tanques muy grandes, uno de ellos de 10 mil litros en el medio del patio y uno nuevo de 5 mil litros arriba del área de quirófanos. Entonces, le hemos pedido a todos los que están en el hospital que usen poca agua porque el suministro de los acueductos está cortado. De todas maneras, si nos quedáramos sin agua, tenemos volúmenes grandes de agua destilada, solución fisiológica y sueros para higienizar a los pacientes, lavarse las manos y demás.

-Seguramente el suministro de agua demorará más en reestablecerse que el de energía.
-El hospital, en quirófano, está consumiendo 1.500 litros de agua diarios. Sumando el resto de las áreas del hospital, el consumo llega a 4 mil litros diarios, con lo cual, solo con el tanque de 10 mil litros podemos funcionar durante dos días y medio. Pero insisto, después disponemos de solución fisiológica, sueros y agua destilada.

-¿Convocaron más personal ante la emergencia por el corte de luz?
-Como el corte fue después de las 6 de la mañana, el cambio de personal que se realiza a esa hora, se hizo a la perfección. Ya recorrimos todos los sectores y todo el personal sabe que si no puede venir el personal de las 14, sobre todo el de enfermería, que hace el gran recambio a esa hora -NdR: los médicos hacen turnos de 12 ó 24 horas-, no hay ningún problema y se quedan hasta que llega el reemplazo. Así que no tenemos inconvenientes. Igualmente se ha armado un comité de crisis, integrado por el ministro de Salud, el subsecretario y el Codes, coordinando el resto de la provincia.

-¿Recibieron solicitudes de otros centros de salud, privados o públicos, para trasladar pacientes hasta el Molas?
-Lo único que estamos recibiendo desde temprano son pacientes que estaban en sus domicilios, que son asistidos eléctricamente, como chiquitos que están viviendo con respiración artificial. Nos pusimos en contacto con la red de internación domiciliaria y, tanto en el hospital Evita como en el Lucio Molas, estamos recibiendo a estos pacientes.

-¿Son muchas las personas que están en esta situación?
-Hay 19 personas con internación domiciliaria, pero no sé exactamente las que están con respirador. En el Molas fuimos a buscar a tres chicos y otros dos vinieron con sus padres, por sus propios medios, porque saben que cuando hay cortes prolongados de electricidad el tiempo de las baterías de los equipos domiciliarios es de una hora y media.