Inicio La Pampa El Municipio presentó un proyecto de ordenanza para crear un Banco de...

El Municipio presentó un proyecto de ordenanza para crear un Banco de Tierras

En la reunión de comisión de obras públicas desarrollada ayer miércoles en el Concejo Deliberante se trató una propuesta de ordenanza que se sustenta en la modificación del código urbanístico de la ciudad de Santa Rosa. La misma consiste en la cesión de una porción de tierra al momento de la subdivisión de lotes, para destinar a la creación de un banco de tierras municipal con destino social.

“En la cesión de espacio público se trata de encontrar un tercer concepto de los que operan actualmente que son el destino a espacio verde y/o equipamiento público, aparece este tercer concepto como una serie de recupero de lo que nosotros llamamos plusvalía que es el sobre valor que tiene la tierra urbana por obras de terceros o del estado”, explicó el Subsecretario de Planeamiento Urbano, Javier Hernández.

En Santa Rosa existen muchos terrenos municipales que tienen carga pública, es decir que han sido cedidos por privados al momento de subdividir pero que deben ser destinados a espacios verdes y/o equipamiento público: “con la modificación de esta ordenanza pretendemos cambiar esta figura para un destino social, nuestra ciudad dentro de su radio tiene en su superficie bloques y tapones urbanos que están inmovilizados y son un inconveniente para el paso de la infraestructura”, aseguró el funcionario.

Estos terrenos no están alcanzados por ninguna tasa municipal, si por un impuesto provincial, pero están inmovilizados; “con la nueva propuesta estos lotes van a tener que motorizarse, subdividirse y posteriormente edificarse, con lo cual pensamos que va a haber una mayor oferta de tierras para resolver problemas habitacionales con terrenos más económicos”, explicó Hernández.

Se puede pensar en parcelas simples, pero también en los denominados “tapones” que en este caso se trata de cuando el espacio posee una hectárea y media o más. “Estos bloques de por ejemplo 6 hectáreas sin lotear se convierten en una barrera urbana porque cortan las calles, obstruyen los servicios y están a la espera de que se valorice con la construcción de los vecinos o del estado”, indicó.

A partir de la Ordenanza que regula el Banco de Tierra el objetivo es ir generando un registro de destinatarios y que se motorice en el sentido social y urbanístico el completamiento de estos lotes que se encuentran inutilizados.

“Todas estas políticas impulsan el desarrollo urbano de la ciudad y las políticas de estado va en el sentido de motorizar cuestiones urbanísticas y constructivas tendiente a mejorar la situación edilicia y urbana de la ciudad”, finalizó el arquitecto Javier Hernández.