“El municipio y la CPE son socios naturales”

LA POSTURA DE CUELLE

“Surgido el conflicto con la CPE Santa Rosa, lo mínimo que tendría que hacerse para parar la bola de nieve -o no continuar en algo que no tiene direccionamiento- es reunirse el intendente con gente de la cooperativa”, sostuvo Marcos Cuelle (Frepam). El concejal se refirió de esa manera a las diferencias por la ordenanza que permite instalar antenas en espacios públicos. Admitió que la Municipalidad y la Cooperativa son “socios naturales”, porque el interés de una “no dista mucho” del que tiene la otra.
-¿Por qué cree no se hace la reunión del intendente con la CPE?
-Yo no lo puedo responder… Son instituciones que tendrían que tener un diálogo mínimo. Porque el Estado municipal y la cooperativa son socios naturales… La CPE es la prestadora del servicio de alumbrado público y tenemos la mayor relación. El interés de la cooperativa no dista mucho del interés de la municipalidad…
-¿Y por qué se llegó a esta instancia?
-No sé, se me ocurre que se podría haber hecho el esfuerzo… que las torres las hiciera la CPE y después alquilarlas a todo el que se enganche; y así podríamos hacer un arreglo con quien vemos todos los días y nos podemos sentar a discutir.
-El concejal Miguel Bravo está pidiendo discutir una nueva ordenanza.
-Escuché pero no conozco esa iniciativa, de qué se trata. ¿Si se puede avanzar con un proyecto así? Diría que todo es posible de discutir, habría que verlo.
-Con la ordenanza promulgada, qué opina?
-Hoy en día hay una apropiación del espacio público, que no solo involucra los espacios verdes… implica la calle, las columnas no están en el aire, están apoyadas sobre el espacio público.
-Pero la celeridad en tratar la ordenanza la tornó sospechosa.
-Sí… pongámosle… Atendiendo a que había voluntad de avanzar en este tema, por lo menos la mayoría tenía los votos suficientes, lo único que hice fue introducirle algunas cuestiones que me parecían mínimas, teniendo en cuenta la protección del espacio público como tal: por eso quedó lo de los 8.000 metros cuadrados del espacio público mínimo para poder avanzar, y lo del cuidado, mantenimiento y mejoramiento del lugar, y también la minimización del impacto visual de la antena.
Pero insisto que esto se resuelve con diálogo: sentarse, discutir, acordar. Yo había propuesto cinco cosas de las cuales se tomaron cuatro: era lo más cerca al consenso que podía conseguir, no iba a forzar algo para que no quedara nada.
-El canon aparece como mínimo…
-Bueno, pero en diciembre se toca la tarifaria y algo se puede modificar. En realidad el esquema que se planteó, o lo que entendí, es que habrá un costo de arriendo para cada uno que se enganche en una misma antena.
-¿Cómo es la relación del intendente con el Concejo, con sus concejales por lo menos?
-Cada vez que nos convocan nosotros asistimos… No tenemos reuniones permanentes, pero sí circunstanciales por determinados temas.
-Pero no hay habitualidad.
-Es cierto. No hay habitualidad, y nos convoca para determinadas circunstancias.
-¿Cómo ve la gestión como precandidato que sería usted?
-Me parece que la gestión tiene complicaciones naturales por acumulación de problemas de la ciudad; y después hay otras cuestiones que hacen al modo que tiene de gobernar el intendente…
-¿Cuál es ese modo?
-En algunas circunstancias hemos generado situaciones conflictivas que se podrían haber prevenido y no tener costos políticos por conflictos. Después me parece que tiene que recomponer la relación con el personal, aunque algo se avanzó. Pero no podemos vivir peleándonos con todo el mundo; tenemos que tratar de conciliar y de llegar a que no se corte el hilo en las tensiones, que no se produzcan rupturas ni pérdidas de diálogo.